DEFORESTACIÓN

Noruega sigue a Alemania y recorta fondos para proteger la Amazonia

El Ministerio de Medio Ambiente noruego anunció que recortará los fondos para Brasil porque se está haciendo poco por detener el avance de la deforestación en "el pulmón del planeta".

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Flickr / Palacio de Planalto
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Flickr / Palacio de Planalto

Ola Elvestrun, titular del Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, anunció que su país va a congelar sus contribuciones al Fondo Amazonas y que ya no transferirá €30 millones (unos US$33.2 millones) a Brasil. Dicho dinero estaba destinado a la conservación de una de las selvas más importantes del mundo.

En un comunicado de prensa, la embajada de Noruega en Brasil declaró: “Dadas las circunstancias actuales, Noruega no tiene la base legal o técnica para hacer su contribución anual al Fondo Amazonas”.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reaccionó con sarcasmo a la decisión de Noruega, que había sido ampliamente esperada. “¿No es Noruega el país que mata ballenas en el Polo Norte? ¿No produce también petróleo? No tiene moral para decirnos qué hacer. Debería darle el dinero a Angela Merkel para reforestar Alemania”, dijo el mandatario después de un evento oficial.

Alemania recorta US$39 millones en fondos a Brasil por aumento de la deforestación

Alemania suspendió su ayuda destinada a salvar la selva Amazónica debido a la políticas…

El pulmón del planeta en peligro

Desde que el ultraderechista y negacionista del cambio climático Jair Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil, la deforestación de la selva Amazónica ha aumentado a pasos agigantados.

El Fondo Amazonas es un mecanismo creado para recaudar donaciones para inversiones no reembolsables en los esfuerzos para prevenir, monitorear y combatir la deforestación, así como para promover la preservación y el uso sostenible en la Amazonia brasileña.

Este año, el gobierno disolvió el comité técnico del Fondo Amazonas así como su comité directivo; en ambas instancias había participación de ONGs ambientalistas.

Bolsonaro cree que los ecologistas forman parte de una gran conspiración para socavar la soberanía de Brasil.

Días atrás, el gobierno de Alemania también recortó una partida de US$39 millones que estaba también destinada a proteger la selva Amazónica.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje