EXTINCIÓN

88% de la fauna de agua dulce desapareció en solo 42 años

Entre las década de 1970 y 2010 hemos extinguido la asombrosa cantidad de 88% de las poblaciones mundiales de megafauna de agua dulce.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Los ríos y lagos cubren aproximadamente el 1% por ciento de la superficie de la Tierra, pero albergan un tercio de todas las especies de vertebrados en todo el mundo.

Sin embargo, y por culpa de la actividad humana, la vida de agua dulce está muy amenazada. Científicos del Instituto Leibniz de Ecología de Agua Dulce y Pesca Interior (IGB), de Alemania, y colegas internacionales ahora han cuantificado el declive global de los grandes animales de agua dulce: de 1970 a 2012, las poblaciones globales de megafauna de agua dulce disminuyeron en un 88%, el doble de la pérdida de poblaciones de vertebrados en tierra o en el océano.

Las especies de peces grandes se ven particularmente afectadas. Y, sin embargo, persisten grandes brechas en las acciones de monitoreo y conservación de la megafauna de agua dulce, particularmente en áreas con altos niveles de biodiversidad.

La megafauna de agua dulce está compuesta por animales que habitan en ríos y lagos que pesen 30 kilogramos o más. Este grupo incluye, por ejemplo, tortugas, esturiones, castores, cocodrilos y otros.

Extinción masiva

Los científicos revisaron datos de 126 especies de megafauna de agua dulce de todo el mundo, así como datos de distribución geográfica históricos y contemporáneos de 44 especies en Europa y los EE.UU.

“Los resultados son alarmantes y confirman los temores de los científicos y protectores de la biodiversidad de agua dulce”, dice Sonja Jähnig, autora principal del estudio y experta en los efectos del cambio global en los ecosistemas de los ríos en IGB.

 

Las especies de peces grandes como los esturiones, los salmónidos y los bagres gigantes están particularmente amenazados: con una disminución del 94%, seguidos de reptiles con el 72%.

Las dos causas principales de esta catástrofe ambiental son la sobreexplotación pesquera o industrial y la pérdida de ríos que fluyan naturalmente, esto último porque se han ido construyendo represas hidroeléctricas en muchos de los cauces.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje