DESTRUCCIÓN

Bolsonaro despidió a funcionario que alertó sobre incremento en deforestación de la Amazonia

El director del INPE había alertado sobre un aumento del 88% en la deforestación de la selva amazónica. El presidente lo acusó de mentiroso y de dañar la imagen del Brasil.

Ricardo Galvao, el científico que se atrevió a oponerse a Bolsonaro. Foto cortesía de Estadao.
Ricardo Galvao, el científico que se atrevió a oponerse a Bolsonaro. Foto cortesía de Estadao.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, separó de su cargo al director de Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE) y lo acusó de mentiroso y de dañar la imagen del país ante el mundo.

El despido y los agravios se deben a que Ricardo Galvao, un físico de 71 años de edad, había difundido un alarmante dato: en junio de 2019 se deforestó 88% más superficie de la selva amazónica que en el mismo mes del año anterior.

El INPE también publicó que los nuevos datos mostraron un aumento del 40% de la deforestación del llamado “pulmón del planeta” en los últimos doce meses respecto a los doce meses precedentes.

Galvao dijo que Bolsonaro era un “cobarde” al relativizar el informe, que estaba basado en observaciones y datos científicos fidedignos.  “Mis palabras sobre el presidente generaron molestia, entonces seré destituido”, dijo tras reunirse con el ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes.

Bolsonaro y su posverdad

La polémica inició el pasado 19 de julio cuando Jair Bolsonaro, quien es abiertamente escéptico del cambio climático y defensor de la apertura de áreas protegidas (como la Amazonia) a la explotación petrolera y minera, cuestionó los datos del INPE a los cuales calificó de “sensacionalistas”.

“Nuestra sensación es que eso no coincide con la verdad. Hasta parece que [el presidente del INPE] está al servicio de alguna ONG”, dijo Bolsonaro, en un desayuno con corresponsales extranjeros. “Entiendo la necesidad de preservar, pero la psicosis ambiental dejó de existir conmigo“, afirmó.

Al día siguiente, Galvao respondió que Bolsonaro hizo “acusaciones indebidas contra personas del más alto nivel de la ciencia brasileña” y comparó las sospechas emitidas por el presidente como “una broma de un chico de 14 años, incompatibles con un presidente de la República”.

Galvao recibió el apoyo generalizado de toda la comunidad científica nacional e incluso desde fuera del país.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje