CRISIS CLIMÁTICA GLOBAL

Los animales no se pueden adaptar suficientemente rápido al cambio climático

Los investigadores informan que los animales no pueden adaptarse al ritmo necesario para sobrellevar los efectos del calentamiento global.

El Trichoglossus haematodus, o loro cocotero, vive en varias islas de Indonesia. Foto: Pixabay
El Trichoglossus haematodus, o loro cocotero, vive en varias islas de Indonesia. Foto: Pixabay

Un nuevo metanálisis que revisó más de 10.000 estudios científicos concluyó que los animales no pueden responder al cambio climático lo suficientemente rápido. No pueden, por ende, hacer frente a los efectos de la crisis climática global que estamos provocando los humanos.

Los investigadores analizaron abundantes especies de aves, como la urraca común y el papamoscas europeo, que han desarrollado adaptaciones al cambio climático, mientras que en otro frente revisaron datos sobre tortugas.

“El panorama general es que el clima ya está cambiando. Sabemos esto ”, dice Fredric Janzen, profesor de ecología, evolución y biología orgánica en la Universidad Estatal de Iowa. “También sabemos que muchos organismos están respondiendo a las condiciones climáticas cambiantes. Lo que descubrimos es que, si bien estas especies se están adaptando, simplemente no está sucediendo lo suficientemente rápido”.

Los investigadores identificaron una serie de datos disponibles que relacionan los cambios climáticos a lo largo de los años con posibles cambios en los rasgos que poseen las especies incluidas en el estudio. Luego, el equipo evaluó si los cambios observados en los rasgos se asociaron con los resultados deseados, como por ejemplo tasas de supervivencia más altas o un mayor número de descendientes.

Cambiar pero no sobrevivir

Las especies responden al cambio climático cambiando el tiempo de los procesos biológicos importantes, como la hibernación, la reproducción y la migración. Los investigadores encontraron que esos cambios, conocidos como rasgos fenológicos, ocurrieron más comúnmente en regiones templadas, donde los procesos biológicos cambiaron a fechas más tempranas que en el pasado.

Las especies también pueden experimentar cambios en los rasgos morfológicos, como el tamaño del cuerpo y la masa. Pero el estudio no encontró un patrón sistemático para explicar cómo el cambio climático afecta los rasgos morfológicos.

Se compararon la tasa de respuestas al cambio climático observada en la literatura científica con una tasa modelada para reflejar cómo los rasgos tendrían que cambiar para rastrear el cambio climático con precisión. Esta comparación encontró que las poblaciones que experimentan cambios adaptativos no se están adaptando lo suficientemente rápido como para garantizar la supervivencia a largo plazo.

El artículo se puede leer completo en Science Communications.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje