DESASTROSO LUJO

La palta chilena insostenible: Dejando a pueblos enteros sin agua y secando ríos

Un documental producido por la Fundación Thomson Reuters y difundido por la BBC aborda el conflicto que está teniendo la ciudad de Petorca, en Chile, en donde el cultivo intensivo de la palta Hass está teniendo un pésimo impacto ambiental.

La palta Hass fue patentada en 1935 por Rudolph Hass. Foto: Pixabay
La palta Hass fue patentada en 1935 por Rudolph Hass. Foto: Pixabay

Abres un pan chiabatta al medio; le pones unas rebanadas de tomate, lechuga, alguno que otro aderezo, y le agregas unos deliciosos trozos de palta -o aguacate, como se le conoce en el resto de Latinoamérica-; es una delicia sumamente degustada por personas de todas las edades y que se ha impuesto en las cocinas más exquisitas del mundo. También puedes pisar un poco de palta con tomate, cebolla y limón, y comer ese exquisito guacamole con totopos o tostadas. Pero, ¿sabes cuánto le ha costado al medio ambiente esa palta Hass chilena que comiste?

La palta ha sido denominado el nuevo “oro verde”, debido a los altos precios que está alcanzando en los mercados internacionales debido, claramente, a la altísima demanda de los últimos años. Ya se habla de la “fiebre del aguacate” que está invadiendo cocinas en Europa y Asia, en donde antes rara vez se encontraba.

Chile es uno de los mayores exportadores de palta a nivel mundial y sus principales mercados son Europa, Estados Unidos y China. Siendo la mayor parte del territorio chileno zona seca, desértica o subtropical, pocos entienden por qué se les ocurrió sembrar aguacateros: esta fruta tropical requiere muchísima agua que, en las zonas de donde es originaria (Mesoamérica), suele venir de las lluvias, de la humedad del ambiente o de ríos, o sea que requieren ahí poco riego. Pero en un país como Chile, de tierras mayormente secas, las estructuras de riego son sumamente violentas para el medio ambiente local.

La industria que seca Petorca

La ciudad de Petorca está ubicada en la región de Valparaíso, en la provincia de Petorca, a 220 kilómetros al norte de Santiago. La palta ha llegado para quedarse, dicen los grandes productores agrícolas que han hecho de su cosecha la principal actividad económica de la región.

El uso intensivo del agua, el exceso de otorgamiento de derechos de utilización del líquido a los consorcios agrícolas y la extracción ilegal ejercen una presión muy fuerte sobre la cuenca de ríos locales que se encuentran sobre-explotados, afectado negativamente a la flora y la fauna local, así como a los pequeños agricultores y a los poco menos de 10.000 habitantes.

A continuación se puede ver el documental “¿Agua o aguacates? El conflicto por la palta, el “oro verde” de Chile”:

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje