NUEVAS VÍCTIMAS

Los koalas están “funcionalmente extintos”, asegura una ONG australiana

La Australian Koala Foundation anunció que cree que "no hay más de 80.000 koalas en Australia", lo que hace que la especie esté "funcionalmente extinta".

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El término “funcionalmente extinto” puede describir algunas situaciones peligrosas. Por ejemplo, puede referirse a una especie cuya población ha disminuido hasta el punto en que ya no puede desempeñar un papel importante en su ecosistema.

Por ejemplo, se ha utilizado para describir los dingos australianos, una raza de canes salvajes, y hay lugares donde se han reducido tanto que tienen una influencia insignificante en las especies de las que se alimentan.

 

Eso es lo que la ONG Australian Koala Foundation dice que pasa con el Koala, y aseguran que hay menos de 80.000 ejemplares actualmente con vida.

Este número es dramáticamente más bajo que otras estimaciones académicas más recientes y no hay duda de que los números en muchos lugares están en un fuerte descenso.

Es difícil decir exactamente cuántos koalas aún quedan en Queensland, Nueva Gales del Sur, Victoria, Australia Meridional y el Territorio de la Capital de Australia, pero son muy vulnerables a amenazas como la deforestación, las enfermedades y los efectos del cambio climático.

Una vez que una población de koala cae por debajo de un punto crítico, ya no pueden reproducir la siguiente generación, lo que lleva a la extinción.

Adiós al koala

Durante millones de años, los koalas han sido una parte clave de la salud de los bosques de eucalipto ya que comen las hojas superiores, y en el suelo del bosque, sus excrementos aportan importantes nutrientes. Sus registros fósiles conocidos datan de aproximadamente 30 millones de años, por lo que alguna vez pudieron haber sido una fuente de alimento para los carnívoros de la megafauna.

Funcionalmente extinto también puede describir una población que ya no es viable. Por ejemplo, en Southport, Queensland, los lechos nativos de arrecifes de ostras están extintos funcionalmente porque más del 99% del hábitat se ha perdido y no hay individuos que puedan reproducirse.

Finalmente, la extinción funcional puede referirse a una pequeña población que, aunque todavía se está reproduciendo, sufre de endogamia que puede amenazar su futura viabilidad a aparecer malformaciones y enfermedades congénitas.

También sabemos que las poblaciones de koala en algunas regiones del interior de Queensland y Nueva Gales del Sur están siendo afectadas por condiciones climáticas extremas, como graves sequías y olas de calor, y han disminuido hasta en un 80%.

 

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje