FUEGOS ARTIFICIALES

Prohíben venta de pirotecnia en espacios públicos de La Paloma

El municipio local emitió una directriz por la cual prohibió la venta de fuegos artificiales y productos pirotécnicos en espacios públicos.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

La Paloma estará libre de venta de pirotecnia en espacios públicos este fin de año ya que el Municipio de La Paloma, Rocha, comunicó a la población local que “esta prohibida la venta de fuegos artificiales y pirotecnia en los espacios públicos”.

Además, el gobierno local advirtió que “la utilización de artefactos de pirotecnia representa un riesgo para la salud y su manipulación incorrecta puede ocasionar graves lesiones físicas, tales como quemaduras , problemas auditivos y daños oculares irreversibles”, de acuerdo al medio La Paloma Hoy.

Los fuegos artificiales pueden provocar incendios y quemas, especialmente en verano, además de que pueden causar lesiones y daños a personas y animales si no se manipulan adecuadamente.

Los riesgos de la pólvora

Niños con necesidades especiales -como aquellos con trastornos del espectro autista- sufren durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, ya que los ruidos fuertes suelen alterarlos y causarles profundos episodios de pánico y angustia.

Se sienten abrumados y asustados por no entender la razón de los fuegos artificiales y sus explosiones, inclusive las más pequeñas como las que se compran para uso doméstico.

Los animales domésticos son también susceptibles a los ruidos y luces de las explosiones de la pirotecnia. A los perros, por ejemplo, les gusta la previsibilidad y la rutina y odian los ruidos fuertes. Les pueden causar crisis de pánico, taquicardia, ansiedad, miedo e, incluso, infartos cardíacos.

Al igual que las personas, los canes pueden reaccionar de manera diferente ante el estrés y las experiencias negativas. Algunos perros pueden ser naturalmente tranquilos o pueden haber estado expuestos a ruidos fuertes cuando eran jóvenes y tenderán a responder diferente.

Además de todo lo anterior, los fuegos artificiales tienen impactos negativos sobre la salud y el medio ambiente; decenas de químicos arden adentro de cada pieza, bomba o artefacto, y su combustión libera gases potencialmente nocivos si son respirados constantemente. Adicional a esto, materiales como plástico, papel o metales quedan tirados y quemados por toda la zona de la explosión, y eso prácticamente nunca es recogido o reciclado.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje