SONIDOS NATURALES

Crean un mapa que permite escuchar cómo sería el mundo sin humanos

Diversos estudios han demostrado que el ruido antropogénico como el tráfico, los conciertos y la maquinaria pueden tener efectos perjudiciales para el reino animal.

 

mapa sonidos naturales

El proyecto ‘Cities and Memory’ es un espacio donde se recopilan sonidos de todo el mundo por temáticas, por ejemplo hay bibliotecas de sonidos de protestas, sitios sagrados, canciones de cárceles, etc.

Ahora el proyecto presentó ‘Sounding Nature’, que recopila sonidos de cómo sería el planeta sin la presencia de los humanos.

La plataforma presenta más de 500 sonidos grabados en más de 55 países. Hay sonidos de la selva, debajo del agua, playas tropicales y más.

El mapa, que se divide en dos partes, primero un registro de campo del sonido y luego un remix musical inspirado en él.

El proyecto pretende reflejar cómo los humanos impactan el mundo natural con los sonidos no naturales que producen.

Daño

“El impacto del ruido generado por el hombre en la naturaleza no se examina, pero puede causar daños devastadores a nuestro entorno natural”, explicaron los impulsores del proyecto en su sitio web.

“Nuestro objetivo en este proyecto es utilizar el sonido como una herramienta para resaltar no solo la belleza del mundo sonoro natural que nos rodea, sino también el daño que estamos causando”, agregaron.

Diversos estudios demostraron que el ruido antropogénico como el tráfico, los conciertos y la maquinaria, entre otros, puede tener efectos perjudiciales para el reino animal.

Un estudio de 2015 descubrió que el ruido puede cambiar las migraciones naturales de ciertas especies de aves, lo que hace que eviten las áreas saturadas de ruidos artificiales o desconocidos. Investigadores de Washington, descubrieron que las aves incluso están cambiando la forma en que cantan en tiempos de mucho tráfico.

El hábitat marino tampoco está desprovisto de sonidos humanos causados por el envío y la perforación en aguas profundas, entre otras cosas. Los científicos afirman que el ruido que genera el humano en los océanos puede interferir con la capacidad de los animales marinos para escuchar sonidos naturales en su entorno, lo que perjudica su capacidad para encontrar presas, compañeros y descendientes, evitar a los depredadores, guiarse a sí mismos y escuchar y comunicarse entre sí.

El ruido no natural no es sólo cambia el comportamiento animal, sino que también está estresando a los animales, lo que provoca alteraciones en su metabolismo, rendimiento, salud, reproducción y comportamiento en general .

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje