REPROCHE INTERNACIONAL

Islandia empieza de lleno su masacre anual de ballenas en peligro de extinción

Islandia se ha saltado por años las prohibiciones a la matanza de ballenas y sigue concediendo permisos para que empresas cacen de formas muy crueles a estos gigantes del océano.

Foto: Sea Shepherd
Foto: Sea Shepherd

Voluntarios de la organización ambientalista Sea Shepherd monitorea la estación ballenera del Hvalur hf en Hvalfjordur, Islandia, y han estado documentando la masacre de ballenas que son cazadas y descuartizadas ahí para la exportación a Japón por la compañía de la caza comercial de un conocido comerciante de ballenas llamado Kristján Loftsson.

Las primeras 21 ballenas matadas en Islandia fueron rorcuales seriamente amenazados, que el gobierno islandés permitió que la compañía de Loftsson matara a pesar de una moratoria internacional sobre la caza de ballenas. También la ballena de aleta está a punto de desaparecer y son cazadas aunque no tienen permiso. De alguna forma, el gobierno islandés mira para otro lado.

Ninguna otra nación, ni siquiera Japón ni Noruega, mata a las rorcuales comunes, y ninguna ballena azul había sido harponeada en los últimos años desde la entrada en vigencia de la moratoria, hasta ahora que son asesinadas por el barco ballenero Hvalur 8.

Celebrando la “victoria”

Sea Shepherd pudo capturar el momento en que los empleados del muelle posaron para tomarse fotografías para sus redes sociales, celebrando que habían cazado una rara ballena azul, a sabiendas de que es un caso que debería ser aislado pero posiblemente se vuelva a repetir. Entonces Loftsson ordenó a su tripulación masacrar a la ballena como si se tratara de otra ballena de aleta: la carne, la piel, la grasa y los huesos fueron mezclados con las partes de ballenas de aleta capturadas previamente, lo que dificultará o imposibilitará su localización durante posibles inspecciones por las autoridades.

La Comisión Ballenera Internacional (IWC) ha prohibido todas las actividades comerciales de caza de ballenas. Las ballenas azules y las rorcuales están protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES).

El fundador de Sea Shepherd, el capitán Paul Watson, hizo un llamamiento a las autoridades islandesas para que detengan estos crímenes contra la conservación por parte de Kristján Loftsson. “Este hombre debe ser detenido de violar la ley de conservación internacional y traer tal descrédito a la nación de Islandia. No puede haber justificación legal para este crimen”, expresó en redes sociales.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje