ORDEN FEDERAL

Ciudades alemanas podrán prohibir los autos de diesel para mejorar la calidad del aire

Las ciudades alemanas podrán prohibir el uso de vehículos diesel viejos en sus carreteras para combatir la contaminación del aire, dictaminó el martes la más alta corte administrativa federal del país.

Foto: WIkimedia Commons
Foto: WIkimedia Commons

El Tribunal Administrativo Federal de Leipzig dio la razón a las ciudades de Stuttgart y Duesseldorf quienes pretenden prohibir legalmente el ingreso de vehículos diésel más contaminantes de las zonas más afectadas por la contaminación, allanando el camino para que otras ciudades emitan prohibiciones similares.

“Esta decisión da la claridad legal esperada desde hace mucho tiempo de que las restricciones al diesel son legalmente permisibles e inevitablemente comenzará un efecto dominó en todo el país”, dijo a CNN Money Ugo Taddei, un abogado ambientalista de la organización ClientEarth quien trabajó en el caso. “Poner restricciones de tráfico en los vehículos más contaminantes es la forma más rápida y efectiva de proteger a las personas de la contaminación atmosférica dañina”, agregó.

La prohibición fue rechazada por la industria automotriz del país, que es tan grande como US$ 616.000 millones al año. Por su parte, el gobierno de la canciller Angela Merkel no se manifestó al respecto, pero se supo recientemente que está considerando ofrecer transporte público gratuito en algunas de sus ciudades más contaminadas para reducir el tráfico y las emisiones de vehículos privados.

Hito

Los ambientalistas y organizaciones ecologistas aplaudieron la decisión, ya que podría significar el comienzo del fin del automóvil como principal elemento contaminante.

“Esta decisión es una victoria para el derecho al aire limpio, y muestra lo que es posible cuando la salud pública es la prioridad”, dijo Niklas Schinerl, activista por el aire limpio de Greenpeace Alemania. “En toda Europa, decisiones como estas dejan en claro que los autos diésel están a punto de desaparecer”, continuó.

“No tiene sentido invertir en diésel ahora, porque es solo cuestión de tiempo que incluso los motores diesel más nuevos sean prohibidos o eliminados de las ciudades”, añadió Schinerl. “En cambio, los autos diésel sucios serán reemplazados por automóviles eléctricos más limpios y ecológicos , infraestructura ciclista mejorada y transporte público sostenible, y todo esto es bueno para la salud y el medio ambiente”, concluyó.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje