MILENARIO

Capturan un tiburón cobra en Portugal, un “fósil viviente”

El particular animal es pequeño pero letal: tiene dientes en fila que pueden desgarrar y engullir prácticamente cualquier presa en cuestión de segundos.

El tiburón cobra tiene reservados para sus presas más de trescientos dientes filosos y puntiagudos que pueden destruir huesos, piel, cartílagos y vísceras en instantes.

Con la cuarta parte del tamaño del tiburón blanco -el pes depredador más grande de la naturaleza-, este peligroso animal apareció hace 80 millones de años, y se niega a abandonar las aguas oceánicas.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje