PRODUCCIÓN ECOLÓGICA

Las legumbres pueden ayudar a combatir el cambio climático

Las legumbres además de ser fundamentales para la nutrición humana pueden ayudar a combatir el cambio climático.

Las legumbres pueden ayudar a combatir el cambio climático. Foto: Pixabay
Las legumbres pueden ayudar a combatir el cambio climático. Foto: Pixabay

El 2016 ha sido proclamado como el Año Internacional de las Legumbres, ya que además de su importancia para la nutrición humana se presentan como una gran opción para enfrentar el cambio climático.

Raúl Benítez, representante regional en América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultrua (FAO) explicó que “las legumbres son una de las pocas plantas capaces de fijar el nitrógeno del aire y convertirlo en amoniaco, enriqueciendo los suelos, a diferencia de la mayoría de las otras plantas que solo toman el nitrógeno del suelo y no lo reincorporan”.

La FAO señala que “eso permite mitigar el cambio climático ya que reducen el uso de fertilizantes sintéticos, cuya fabricación conlleva un consumo intensivo de energía, la cual emite gases de efecto invernadero a la atmósfera”.

A su vez en un foro de la FAO Paola Santis, experta del centro de investigación Bioversity Internacional aseguró,  tras los resultados de una investigación realizada con varias clases de chauchas a lo largo de 12 años en Marruecos, Ecuador, Uganda y China, que el cultivo de legumbres de distintos tipos reduce el impacto de las pestes en los cultivos

Santis detalló que el daño de las pestes fue reducido y los agentes patógenos fueron menores en aquellos cultivos que contaban con diversas variedades de legumbres mientras que las chauchas más tradicionales ofrecieron mayor resistencia que las comerciales.

Desde Bioversity International destacan que mezclar las legumbres con otros cultivos puede disminuir la necesidad de usar pesticidas debido a que los hace menos vulnerables a las plagas. Mientras que frente al predominio de cultivos como el maíz, el arroz o el trigo, las legumbres pueden compensar la falta de micronutrientes, proteínas, aminoácidos y vitaminas en la alimentación actual, sobre todo en las comunidades de bajos ingresos.

Además las legumbres necesitan poca cantidad de agua para su producción y a diferencia de otros alimentos con accesibles económicamente y poseen propiedades nutritivas elevadas que les permiten ingresar dentro de los llamados “superalimentos”.

Para la FAO las legumbres son esenciales para una alimentación sana ya están repletas de proteínas, conteniendo el doble de las que hay en el maíz y tres veces más que las del arroz: “Son una fantástica fuente de proteína vegetal, tienen un bajo contenido en grasas, son libres de colesterol y gluten y ricas en minerales y vitaminas”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje