CAZA

Gobierno reprime la caza de especies cuidadas como las mulitas y los carpinchos

Durante la semana de turismo, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) fiscaliza en todo el país la caza deportiva, frecuente en esta fecha. El objetivo es el de cuidar a las especies protegidas, como las mulitas y los carpinchos.

 Gobierno reprime la caza de especies cuidadas como las mulitas y los carpinchos. Foto: Pixabay
Gobierno reprime la caza de especies cuidadas como las mulitas y los carpinchos. Foto: Pixabay

La DINAMA fiscaliza la caza deportiva durante la semana de turismo para cuidar a las especies protegidas. Además, las autoridades advierten que, para poder salir a cazar, se debe adquirir el permiso correspondiente y no se puede comercializar con el cuerpo del animal capturado.

“La Semana de Turismo es una fecha simbólica en lo que respecta al ambiente”, indicó el titular de la DINAMA, Alejandro Nario, y agregó que la caza deportiva está muy arraigada en estas fechas. Para informar sobre la regulación de esta práctica, el ministerio se encarga de una campaña de comunicación, contó Nario.

Nario recordó que la caza deportiva está regulada en Uruguay y para practicarla se necesitan permisos que establecen las especies de caza autorizada, las respectivas temporadas de caza, las áreas habilitadas y la cuota diaria de ejemplares. Las únicas especies de caza permitida, con el permiso correspondiente, son la torcaza, palomas alas manchadas, la paloma de monte, el ciervo axis, el jabalí y la liebre.

Trabajo en conjunto

Desde agosto de 2015, la DINAMA es la encargada de la gestión de áreas protegidas y de la fauna, temas que le corresponden al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Por esto, para cumplir los objetivos se sumó personal de ese ministerio, de los ministerios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y del Interior y otras diversas instituciones como la Dirección Nacional de Aduanas, las intendencias departamentales, la sociedad civil y el sector privado.

“Como parte de una política preventiva, las autoridades han priorizado el trabajo en la conservación y cuidado de nuestros ecosistemas y la biodiversidad que albergan”, indicó Nario.

“A partir de ahora se incorporan a nuestros cometidos las actividades de fiscalización del uso permitido de la fauna silvestre, el monitoreo de las especies de valor como recurso, así como las amenazadas, evaluación de las solicitudes de habilitación, el seguimiento técnico de criaderos de algunos animales silvestres y la coordinación de actuaciones con otros organismos públicos competentes en materia de fiscalización del cumplimiento de las normas legales”, detalló.

“El marco normativo de Uruguay en materia de fauna es vasto, pero en algunos casos requiere de actualización”, opinó. “Por ejemplo, en este momento estamos estudiando una nueva normativa sobre empresas de turismo de caza, con el fin de aumentar el control de los operadores de caza pero también otorgar mayores garantías para el desarrollo de la actividad”, agregó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje