Imprimir

¿Te imaginás recorrer el mundo en bicicleta?

Conocé la historia de Virginia y Alejandro, unos jóvenes que decidieron dejar su rutina en Argentina para salir a recorrer el mundo, primero en motorhome y ahora en bicicleta. Todo en compañía de sus dos perras: Pioja y Pumba.

rutas-por-el-mundo

 

Virginia y Alejandro son una pareja de argentinos que en el 2012 decidieron romper la rutina y la monotonía del día a día para salir a hacer algo que realmente les hiciera sentir felices: viajar. Así en compañía de Pioja y Pumba, sus amigas de cuatro patas emprendieron viaje, primero en motorhome y ahora en bicicleta.

Después de recorrer Argentina y Chile llegaron a Uruguay y desde LARED21 conversamos con ellos para conocer cómo surge la idea de dejar todo para viajar por el mundo, cómo es vivir de viajar y cómo se las arreglan.

 rutas-por-el-mundo-uruguay

¿Cómo empezó la idea de salir a recorrer el mundo en bicicleta?

– La idea de viajar y recorrer el mundo comenzó en Ale cuando era un niño. Recortaba las notas de turismo de las revistas y diarios y las guardaba en una caja. Él decía que iba a ir a todos esos lugares. Primero pensó el viaje en bicicleta y en su adolescencia cambió el vehículo por una moto. Tenía todo planeado para irse cuando cumpliese 25 años. Pero el destino le movió las fichas cuando a los 24 me conoció y tuvo que cambiar sus planes. Si bien a mi siempre me gustó viajar, sobre todo de mochilera y hacer camping, tenía grabada la idea de que los viajes se hacen en esos 15 días de vacaciones al año. Todo cambió luego de un momento difícil en el que me encontré teniendo una vida que no me hacía bien y decidí probar el plan que él tenía “viajar por el mundo”. Al convivir con Pioja y Pumba, pensamos que para viajar no iba a ser posible hacerlo a dedo, bicicleta o moto. Así que buscando, encontramos un motorhome y recorrimos durante 9 meses toda la Patagonia de Argentina y Chile. Al volver a Buenos Aires, nos replanteamos la forma de viajar. Hacerlo con un vehículo implica depender del dinero y nuestra forma de financiarnos es muy sencilla y no queríamos que el eje central sea lo monetario. Luego de pensarlo y buscar información sobre otros que ya lo hayan o estén haciendo, en el 2014 decidimos seguir viajando en bicicleta y, por supuesto, Pioja y Pumba vendrían con nosotros, así que fuimos buscando la mejor forma para que nos acompañen.

 

¿Qué lugares han recorrido hasta ahora? ¿Van a todos lados con las perras?

– Desde octubre de 2012 hemos recorrido la Patagonia tanto del lado de Argentina como de Chile. Recorrimos la Ruta Nacional N° 3 hasta Ushuaia, luego el sur de Chile hasta Torres del Paine. Desde ahí, tomamos la Ruta Nacional 40 hasta Neuquén, donde otra vez ingresamos a Chile y fuimos hasta Santiago de Chile para luego retornar a Buenos Aires. Viajando en bicicleta hemos visitado las provincias de Buenos Aires, La Pampa, San Luis y Mendoza. Hicimos el cruce de frontera por el Paso Cristo Redentor y recorrimos desde Santiago de Chile hasta Valparaiso y luego la Ruta del Mar hasta Los Vilos. Tuvimos que volver a Buenos Aires por un problema personal. Por suerte que en Los Vilos, la pareja que nos recibió, se ofreció a cuidarnos las cosas mientras resolvíamos nuestros trámites en Argentina. Agarramos lo justo y necesario y salimos a la ruta a hacer dedo, junto a Pioja y Pumba. ¡Si! ¡Viajamos a dedo por más de 1500 kilómetros con dos perras! Y eso no es lo más asombroso… ¡Lo hicimos en 30 horas! Pioja y Pumba son parte de nuestra familia. Somos un equipo y vamos a donde seamos bien recibido los cuatro. Sabemos que hay lugares donde no está admitido que ellas ingresen, pero no es algo que nos preocupe. Siempre hemos podido buscar otra forma de disfrutar de un lugar. Por ejemplo, cuando visitamos el mausoleo del Gral Artigas en Montevideo, primero bajó Ale mientras yo me quedé arriba con ellas y luego fui yo.

¿Cómo es al llegar a un nuevo país y encontrar un lugar para dormir, comer, etc?rutas-por-el-mundo-bicileta

– Es una aventura diaria que nos encanta. El hecho de no saber qué va a suceder y que el camino te sorprenda es lo que nos hace seguir viajando. Nosotros llevamos una carpa y bolsas de dormir para acampar donde podamos pero, la mayoría de las veces, siempre nos cruzamos o se nos acerca alguien que nos termina invitando o ayudando a encontrar un lugar donde dormir. Ya lo hemos hecho en cuarteles de bomberos, en centros de deportes y en Juan Lacaze fue la primera vez que pasamos la noche un centro de los Boy Scout. Para comer, siempre compramos en supermercados y ferias e intentamos cocinarnos porque es más económico.

Leí que eran veganos, ¿se les complica en ese sentido conseguir alimentación?

– Contrario a lo que la mayoría cree, no es difícil llevar una dieta que no tenga ingredientes de origen animal. Nuestra alimentación es a base de legumbres, verduras, cereales, frutos secos, frutas y harinas. Los alimentos que a veces se complican conseguir son, por ejemplo, las galletitas (dulces o saladas) o el pan (que tiene grasa o manteca). Por suerte, internet y las redes sociales facilitan la tarea de comunicarse con otros veganos que estén viviendo en el lugar que vamos a visitar. De esa forma, antes de entrar a Uruguay ya sabíamos que marcas de determinados productos comprar y cuáles no.

¿Cómo sustentan este viaje?, ¿Tienen pensado que sea sólo una experiencia o una forma de vida de aquí al futuro?

– Tenemos unas artesanías que hacemos en macramé, como pulseras, collares y llaveros que ofrecemos a voluntad. También unos imanes para la heladera con las frases que inspiran a hacer lo que nos gusta, ya sea viajar, aprender a tocar un instrumento de música, lo que sea. Porque eso es lo que aprendimos viajando, que lo mejor que uno puede hacer es dedicar tiempo a lo que le gusta y le hace bien. No nos creemos capaces de volver a la vida que llevábamos antes. Las veces que hemos vuelto de un viaje, hemos buscado la forma de mantenernos haciendo lo que nos gusta y proyectando el siguiente viaje. A las dos semanas de haber empezado el viaje en motor home ya nos habíamos dado cuenta que más que una experiencia, esto se convirtió en un estilo de vida de aquí al futuro.

¿Cómo resumirían su pasaje por Uruguay y a los uruguayos?rutas-mundo

– Si bien nos queda por recorrer toda la costa desde Montevideo hasta Chuy, hasta ahora nuestra visita por Uruguay ha sido maravillosa. Nos hemos enamorado de cada uno de los atardeceres que presenciamos. Las personas siempre fueron muy amables y simpáticas y nunca sentimos esa diferencia de haber nacido en otro país. Siempre nos sonríen y nos desean buena suerte, buen viaje, buenos caminos y, como contamos antes, preguntando de qué forma nos puedenn ayudar y diciéndonos “a sus ordenes “.

 

 

 

 

 

Virginia y Alejandro van contando al mundo sus experiencias a través de las redes sociales y su página www.porlasrutasdelmundo.com.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión