NUEVE. NACIONAL SE ASEGURO SU SEGUNDA INCORPORACION EN EL PERIODO DE PASES

JONATHAN CHARQUERO TAMBIÉN ES TRICOLOR

Cuando en algunos medios se anunciaba que la preferencia de los tricolores para reforzar su ataque se centraba en el retorno de Sebastián Balsas tras su desvinculación de San Lorenzo de Almagro, los del Parque Central sorprendieron en la víspera confirmando la llegada del centrodelantero Jonathan Charquero, futbolista que se encontraba en condición de libre después de su participación en Montevideo Wanderers hasta mediados de año.

Nacional logró cerrar la incorporación del delantero que también jugase en la última selección sub ­20, un número nueve “de área” ­como quería incorporar Juan Ramón Carrasco­ de un metro ochenta y tres centímetros de estatura y veintiún años de edad.

El jugador recibió un llamado telefónico en la mañana del día sábado de su representante, el ex zaguero José “Pepe” Herrera, en el que se le comunicó que se había llegado a un acuerdo en la noche del viernes con la dirigencia tricolor para que se convierta en el segundo refuerzo albo en este período de pases, restando solamente superar la revisación médica para que en los primeros días de la semana (lunes o martes) se firme el contrato con el club.

Charquero está totalmente recuperado de la lesión que sufriera hace medio año, se encontraba en libertad de acción y también era pretendido por el rival de todas las horas, al igual que Tabaré Viudez- por lo que de alguna manera los tricolores pegaron su segundo golpe de gracia en este período de pases.

Durante la recuperación que el futbolista realizó de esa fractura de tibia sufrida en el mes de julio el delantero trabajó junto a un profesor de Educación Física y desde hace un mes y medio aproximadamente está entrenando en forma normal prácticamente; ahora, luego de una conversación mantenida con el gerente deportivo del club Daniel Enríquez trabajará junto a la sanidad de Nacional a los efectos de llegar en las mejores condiciones a los trabajos de pretemporada.

Charquero nació en la zona del Prado el 21 de febrero de 1989, jugó al baby fútbol en el Cádiz Real, desde Quinta División juega en las formativas de Wanderers, donde se ha movido como nueve y como enganche; vivió tres años en Estados Unidos, entre los doce y los quince, y luego regresó a nuestro país, donde se ganó un lugar en la selección juvenil que jugó el Campeonato Sudamericano en 2009 y el Mundial en Egipto. En principio se anunció que el examen médico al jugador sería realizado en horas de la mañana, pero finalmente se pospuso y queda pendiente algunas horas más.

Ayer, minutos después del mediodía, se confirmó su llegada a los tricolores y poco después de las tres de la tarde la novedad se conoció casi al mismo tiempo a través de la página web oficial del club ­www.nacional.com.uy­ y del programa radial “Pasión Tricolor”.

En contacto telefónico, el delantero señaló a la emisión de Radio Imparcial estar “contento de venir a un cuadro grande, y tratar de hacer las cosas bien … hace un tiempo que no podía jugar, y hoy tener la chance de jugar en un cuadro grande me pone muy contento.

Para un delantero, llegar a un equipo que dirige Carrasco es muy bueno, porque por lo que sé, inculca mucho que la jugada termine en los nueve”.

Lamentablemente para sus intereses, antes de sufrir esa fractura de tibia, el jugador ya había pasado por un gran susto, pues corrían ocho minutos del partido que enfrentaba a bohemios y negriazules cuando chocó con un zaguero y enseguida cayó tomándose la cara con sus dos manos, la sanidad bohemia pidió una camilla inmediatamente y rápidamente fue derivado a un sanatorio particular, donde se le constató fractura del quinto metatarsiano de su pie izquierdo, debiendo ser enyesado para lograr su recuperación.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje