ATENTOS. NACIONAL PIDE SEGURIDAD PARA HINCHAS Y SU PLANTEL

BARRAS DE CERRO Y PEÑAROL SE ENFRENTARON A BALAZOS

Gran preocupación en filas policiales y a nivel de la Asociación Uruguaya de Fútbol por el partido que disputarán Cerro y Nacional el próximo domingo en el Estadio Luis Tróccoli.

A pesar del hermetismo con el que se manejó la información por parte de las autoridades, LA REPUBLICA tomó conocimiento de los graves incidentes acaecidos el pasado sábado 2 de octubre luego del partido disputado por Peñarol y Cerro en el Estadio Centenario.

Los sucesos se registraron una hora después del pitazo final de Héctor Martínez, cuando la hinchada de Cerro salió en 7 buses de la empresa Raincoop, escoltados por la Policía, la que los dejó en la terminal del Cerro de Egipto y Carlos María Ramírez.

Los hinchas albicelestes estaban en conocimiento de que minutos más tarde arribarían los hinchas aurinegros en ómnibus de línea sin escolta policial.

Concretamente los hinchas de Peñarol, que viven en la zona oeste de Montevideo, Casabó, Cerro y Cerro Norte, arribaron en unidades de la línea 185 de Cutcsa y fueron literalmente “emboscadas” en su ingreso al Cerro.

Un vecino presenció los hechos y expresó a LA REPUBLICA: “La Policía dejó a los hinchas de Cerro y se desentendió de la situación y los que sufrimos somos los vecinos de esta zona que tuvimos que vivir momentos de hondo dramatismo…”.

Este vecino, que no quiso identificarse, expresó: “Era visto que iban a llegar los hinchas de Peñarol de Cerro Norte que tienen una gran rivalidad por otros temas… con los de Cerro.

Piedras, corridas y hasta detonaciones se escucharon claramente, la gente corría despavorida buscando refugio mientras las piedras pegaban en distintos comercios, en la estación de servicio de enfrente a la terminal de buses y en las propias unidades de transporte…”.

LA REPUBLICA tomó conocimiento de que la unidad número 515 de Cutcsa, de la línea 185, que cubre el trayecto de Pocitos a Casabó, sufrió roturas de su vidrio trasero y además dos pasajeros que nada tenían que ver con el partido, sufrieron distintas lesiones. La rivalidad entre los hinchas de Cerro y Nacional no es la misma que tienen los albicelestes con los aurinegros, pero la Policía teme que puedan registrarse incidentes en los alrededores del Estadio Tróccoli, y se están tomando distintas medidas precautorias.

También en la interna de Nacional hay gran preocupación con lo que pueda pasar en este partido, además de la custodia policial, personal de seguridad de la institución estará afectado para “cuidar” al plantel y cuerpo técnico en su arribo al Estadio Luis Tróccoli.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje