Miercoles 16 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • LUIS SUAREZ, GOLEADOR CELESTE

    "No importa quién haga los goles"

    Viernes 09 de julio de 2010 | 05:58

    El delantero Luis Suárez dijo que no es importante quién es el autor de los goles para Uruguay sino que el equipo los marque y le gane a Alemania mañana el encuentro por el tercer puesto del Mundial de Sudáfrica-2010.

    “No importa quién haga el gol. Somos los delanteros los que más queremos ayudar con goles al equipo y por suerte lo hemos logrado”, dijo en conferencia de prensa en Port Elizabeth, sede del partido.

    Suárez ha marcado tres veces y Diego Forlán cuatro, en la más trascendente actuación de Uruguay en los últimos 40 años, al situarse de nuevo entre los cuatro mejores del orbe, como en México-1970.

    El delantero del Ajax de Holanda dijo que con sus compañeros que se alternan en la ofensiva, “con (Diego) Forlán, con El Loco (Sebastián Abreu), con Sebastián Fernández. Tenemos muy buenos cambios”.

    “Aparte de potenciarnos con Forlán (en la línea de ataque), lo que nos potencia es a nivel de selección que estemos haciendo las cosas bien, como equipo”, indicó el atacante.

    La rueda de Suárez con enviados extranjeros tuvo un momento de tensión, cuando un periodista inglés le preguntó si él recordará la Copa del Mundo en Sudáfrica por la mano y penal que cometió contra Ghana o por sus goles.

    El jugador se puso serio, miró al traductor que le transmitía la pregunta y le pidió que le preguntara a su vez al cronista qué pensaba él al respecto.

    El reportero sonrió nerviosamente y le dijo que sólo era una pregunta y que esperaba una respuesta.

    “Por los goles -contestó enseguida- voy a recordar el torneo. Soy delantero y me voy a acordar de los goles”.

    Otra situación similar se había planteado en una conferencia de prensa con el entrenador Oscar Tabárez, quien respondió disgustado a un periodista inglés que no le iba a permitir bajo ningún punto de vista que dudara de la honestidad de sus jugadores.

    Suárez desvió aquel balón pegándole un manotazo sobre la hora en el partido contra Ghana, lo que le costó tarjeta roja y la sanción de un penal en contra de su equipo, por los cuartos de final, con el resultado igualado en un gol.

    Pero Ghana erró el penal y después otros dos remates de los africanos en desempate desde los doce pasos los contuvo el arquero Fernando Muslera, lo que clasificó a la Celeste para la semifinal (4-2).

    Uruguay pagó caro la jugada, sin embargo, porque perdió a Suárez, suspendido, para el encuentro de semifinales contra Holanda, que su escuadra perdió 3-2 en Ciudad del Cabo, donde su ausencia se hizo notar, con la mayor responsabilidad que recaía en Diego Forlán en la ofensiva. “La mano no es significativa, es una intuición en un momento. Si el penal (que hizo rebotar en el travesaño Asamoah Gyan) era gol, nadie hubiera hablado de esto. El juez expulsó a un jugador (él mismo) que tocó la pelota con la mano en la línea e hizo penal”, se explayó en el análisis.

    Acerca del agotamiento de los jugadores en los tramos finales, dijo que “estamos aguantando bien, son todos muy jóvenes, salvo alguno con experiencia. No existe cansancio ni excusas de nada”, en el Mundial.

    Y a diferencia de otros compañeros, suyos, dijo que le gustaría que Holanda sea el campeón, ante España, al afirmar que “juego en ese país y vi como no les ha ido bien en los últimos años en la copa UEFA y en la Champions”.

    “Quiero que se ganen el respeto y sigan creciendo. Pero también digo que ver jugar a España es algo muy lindo. A la gente le gusta el fútbol de España”, evaluó Suárez.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario