SIN COSTO. RAMIS FUE A CADIZ CON UNA OPCION IMPAGABLE

Peñarol trabaja para los contratistas

Algunos días atrás dimos la noticia en forma exclusiva de la devaluación que sufrió la ficha del goleador de Peñarol Jonathan Ramis, producto de la decisión del técnico, Diego Aguirre, de excluirlo del equipo titular. Incluso, ni siquiera participó del partido que Peñarol perdió ante Nacional de Paraguay por la Copa Bimbo cuando alinearon varios jugadores suplentes.

En esa oportunidad, llegó a nuestra capital un emisario argentino interesado en pagar por la mitad de la ficha del delantero Jonathan Ramis, sin embargo desestimó realizar la oferta, ya que no jugó en los dos partidos de verano en los cuales pretendió observarlo “in situ”.

Los días fueron pasando y el malestar del jugador fue visible, incluso en el último partido en el que participó ante Wanderers no festejó el gol de su compañero Martinuccio cuando fuera él mismo quien lo asistiera con un notable pase.

Paralelamente, el mercado de pases cerraba y algunos equipos de segunda categoría de España y Argentina realizaban algunos sondeos. Por allí aparecieron contactos de Unión de Santa Fe de Argentina y de los españoles Cádiz y Córdoba.

Todos estos equipos ofrecían un préstamo en el cual Peñarol no tenía ninguna participación económica, producto de que los montos manejados por los préstamos no eran importantes. Durante varios días, el presidente Juan Pedro Damiani se negó a la salida de Jonathan Ramis por entender, con lógica, que eran Ramis y Gastón Ramírez los dos futbolistas más cotizados de la institución. Sin embargo, el presidente fue quedando con el paso de los días entre la espada y la pared, si se negaba a darle el préstamo a Ramis, seguramente no jugaría como principal alternativa porque no es del paladar futbolístico de Diego Aguirre.

En caso de otorgarle el préstamo sin cargo por media temporada, tendría la posibilidad de fijar una opción importante y apostar a un rendimiento bueno de Ramis para hacerse del dinero de la opción. Esta segunda posibilidad fue la que aceptó finalmente Juan Pedro Damiani, a regañadientes por no poder transferir al futbolista con el dinero que pretendía. Igualmente, fue encerrado por la decisión de Diego Aguirre, lo cedió al Cádiz, que dirige técnicamente Víctor Espárrago.

A España viajaron el directivo Sergio Perrone, el empresario Gerardo Arias y el futbolista que hoy será sometido a un chequeo médico pero que se quedará en el Cádiz hasta el 30 de mayo.

Lo concreto es que Peñarol invirtió mucho dinero en el Centro de Alto Rendimiento para formar jugadores juveniles. Una de las perlitas era Jonathan Ramis y a la hora de apoyarlo para un mejor desarrollo deportivo que redundara en lo económico, fue cedido en préstamo y sin dinero de por medio a un equipo de Segunda División de España. Los favorecidos fueron el jugador y fundamentalmente Gerardo Arias, quien cobrará 40.000 mil euros por esta operación.

 

Cádiz no puede abonar  la opción de U$S 2.000.000

Si en el contrato de opción por parte del Cádiz se hubiese fijado U$S 10 millones, era lo mismo que colocar U$S 2 millones, porque esta institución tiene serios problemas financieros y no pudo realizar contrataciones importantes para intentar ascender a Primera División.

Cuando comenzaron las gestiones por Jonathan Ramis, quedó claramente establecido que no podían con un gran desembolso y que eligieron a este futbolista por el conocimiento que tenía Víctor Espárrago y porque se adecuaba al momento económico del Cádiz. Solamente una gran actuación de Jonathan Ramis en el torneo de Segunda podría despertar el interés de algún equipo europeo que accediera a pagar la opción de U$S 2 millones, que colocó Peñarol en el préstamo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje