Yacht Club Uruguayo festejó su centenario

El Yacht Club Uruguayo, institución decana de nuestro yachting se encuentra festejando su centenario de vida, hecho que empezó a realizar ayer con diferentes actividades, entre las cuales se destacó la disputa de una gran regata de veleros de clase Handicap.

La ocasión, tuvo presentes a más de medio centenar veleros, lo que supone la participación de aproximadamente unos 300 deportistas.

Técnicamente la regata largó ayer desde el Puerto del Buceo, sobre un recorrido costero de unas 10 millas náuticas. Cabe destacar que previo a la realización de la regata del centenario el YCU organizó un desfile náutico que prácticamente vació el Puerto del Buceo a partir de las 10 horas.

El mismo se desarrolló entre Buceo y Pocitos con la participación de más de un centenar de embarcaciones de los más variados tipos.

 

Una historia de mucho linaje

La institución posee un muy rico historial institucional y deportivo, sus timoneles y navegantes han surcado prácticamente todos los mares del mundo y su gallardete ha flameado en numerosas embarcaciones de variado tipo, tanto en competencia como en actividades de crucero o recreativas.

El proceso fundacional del YCU se remonta cien años atrás. En aquella instancia, al promediar aquel lejano 1906, quedó plasmada en los hechos la firme convicción de un grupo de visionarios, cuya pasión por la náutica los impulsó a sobrellevar todo tipo de contratiempos y con ese espíritu marinero que los caracterizaba, crearon una institución que se constituiría con el paso del tiempo y el esfuerzo de sus asociados en un referente nacional e internacional de este noble deporte. Después de numerosas vicisitudes se consolida como institución náutica y primer centro de entrenamiento cívico   naval. Esos duros comienzos se sucedieron en el puerto capitalino, centro natural de toda la actividad náutica tanto comercial como deportiva de la época, para posteriormente irse ampliándose a otros puntos de nuestro país.

Sin abundar en detalles, es oportuno recordar que sus navegantes han logrado los máximos títulos en este deporte en diversas fórmulas y clases, colocándonos simbólicamente a todos en lo más alto del podio de los triunfadores. Tal vez uno de los acontecimientos que ubicó a nuestro país en lo más alto de su consideración internacional, fue en 1989 cuando Ricardo Fabini (timonel) junto a Harold Meerhoff (tripulante) conquistaron el Campeonato Mundial de la Clase Snipe, en Japón. Previamente y en esta Clase nuestro país ostentaba ya el Bicampeonato Mundial Junior. Fueron Horacio Carabelli con Luis Chiaparro primero y con Cristopher Schewe después, quienes deslumbraron con el triunfo consecutivo en 1984 y 86 en el Campeonato Mundial Junior de Snipe. En esta clase internacional, así como en otras clases monotipo, también representantes de nuestro deporte han hecho suyos múltiples torneos, sudamericanos, panamericanos, hemisféricos y otra vez mundiales, como muy meritorias participaciones olímpicas. Actualmente los triunfos continúan y una vez más el nombre de Ricardo Fabini es noticia en todo el mundo. Una selecta y experimentada tripulación, que creció deportivamente en el YCU, comandada por este eximio navegante, logró a bordo del velero “Memo Memulini” consagrarse Campeona del Mundo de IMS   2005, frente a los más importantes exponentes de la náutica mundial. Pero no solamente en Campeonatos se han destacado nuestros navegantes, también por su activa participación en travesías y cruceros de extenso recorrido. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje