COMO SURGIO LA PRIMERA VUELTA CICLISTA DEL URUGUAY

El sueño realizado de "Cheto" Pellicciari

Una nueva edición de la Vuelta Ciclista del Uruguay comenzará a disputarse este viernes desde Montevideo. La misma es una carrera con gran historia y tradición que nació en la imaginación de Enrique “Cheto” Pellicciari y luego de un largo embarazo vio la luz el 1º de abril de 1939. Cheto era hermano de Lalo, famoso relator de fútbol, y cuando se fue a trabajar a Buenos Aires a Radio Rivadavia él ocupó su puesto. Trabajaba como fotógrafo en el Ministerio del Interior, en la sección donde se expedían las cédulas de identidad. Como era costumbre de su tiempo se concurría a la peluquería tres veces por semana, antes de visitar a la novia.

Una tarde, mientras esperaba su turno, ojeó una vieja revista y quedó impactado con fotos del Tour de France, donde Gino Bartali y Fausto Coppi escalaban una montaña en los Alpes. Leyó y releyó la información y de inmediato surgió la idea de por qué aquí no se puede organizar una carrera por etapas. Esto se lo comenta con su amigo el ateniense Víctor Soliño y con Don Albérico Passadore en esa época Presidente del C.A. Olimpia con sede en la ciudad vieja.

A la idea le nacen alas y alentado por el ciclista Ignacio Santos (fotógrafo como él) don Albérico la plantea en Directiva. Luego de estudiar los detalles se considera irrealizable ya que las rutas y caminos de tierra la mayoría, casi todos vecinales, eran intransitables y más aún en bicicleta. La razón los asistía, ya que solo Avda. Garzón y el Cno. a Colonia (hoy Ruta 1) eran hormigonados, algunas calles tenían pocas con bitumen y la mayoría eran de tierra. Cheto igualmente siguió acumulando información en pos de concretar su idea. Como socio del C. A. Policial presenta al Consejo Directivo detalles y reglamentación del Giro D´ Italia y el club acepta el desafío. Cheto es nombrado delegado ante la Federación Ciclista Uruguaya y luego de varias idas y venidas se incluye la vuelta en el calendario oficial del año 1938/39 y su disputa durante Semana Santa. Cheto logró sus propósitos, sólo quedaba trabajar. El Capitán Raúl Berlocco (luego General) lanza a sus compañeros de Directiva a buscar soluciones a los distintos problemas que el proyecto presenta. De inmediato consiguen el apoyo del Sr. Pte. de la República Gral. Arq. Alfredo Baldomir (presidente de transición) del ministro de RR EE. Alberto Guani, del ministro de Transporte, Olano y de la Comisión Nal. de Educación Física, presidida por el Prof. Vilarino. Se le confía a una emisora la trasmisión del evento. Los primeros relatores fueron Armando Sagrada, Luis Esteban Ríos, el propio Cheto y el técnico Ignacio Lauminado. La organización deportiva luchaba contra las múltiples dificultades que se presentaban y las soluciones comienzan a llegar, el Cnel. Barlocco informa que el Ministerio de Defensa permite que los ciclistas se alojen en los cuarteles donde finalizan las etapas y además se les ofrecerá cama y comida. El Sr. Rafael Fiol Solé da la noticia que la Intendencia Municipal de Montevideo ofrecía un camión para que fuera detrás del último corredor y en caso de algún abandono llevarlo hasta el final de etapa. Así nace el famoso “Camión de Rezagados”, conducido por el inefable Taura, funcionario municipal. El motociclista Sr. Garelli, sería el “jefe de ruta” por ser conocedor del recorrido, aunque se había hecho la observación de la mala señalización de los caminos. La buena voluntad de dirigentes, ciclistas y organizadores hicieron posible que el 1º de Abril de 1939 (día de regocijo mundial por haber finalizado la guerra civil española) se iniciara la primera edición, la que constaba de 8 etapas. Su ganador fue Leandro Noli, del CNF y “Cheto despertó”, ya no era un sueño, era una realidad de la que hoy disfrutamos todos y por “Radio Cristal, Oriental y Continental” la iremos viviendo día día. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje