EL FISCAL NO ESTA HABILITADO PARA EJERCER COMO ABOGADO

El doctor Möller desmintió que vaya a patrocinar a Spillman

El doctor Enrique Möller, funcionario del Ministerio Público y Fiscal del Estado e integrante del Tribunal de Penas de Divisiones Juveniles de la AUF, desmintió que vaya a patrocinar la defensa del presidente del Consejo Juvenil, Nelson Spillman, en un hipotético juicio penal por difamación e injurias, contra el suscrito.

De acuerdo a lo publicado en el vespertino Ultimas Noticias, el pasado jueves 11 de diciembre (página 6), Spillman anunció que “el fiscal Enrique Möller llevará adelante la denuncia penal”, lo que motivó la consulta al funcionario del Ministerio Público y Fiscal.

El doctor Möller reconoció que Spillman lo había consultado sobre la posibilidad de iniciar una acción penal por la difusión de la denuncia que le hiciera el árbitro Luis Larrañaga pero descartó que vaya a patrocinarlo legalmente, porque está impedido de hacerlo por ley.

-“Creo que hay un mal entendido. Spillman (Nelson) me preguntó si podía hacer una denuncia penal y yo le dije que como todo ciudadano de la República está habilitado para demandar a quien considere que lo difamó o injurió. Pero de ahí a que vaya a actuar como su abogado, no es cierto porque como funcionario del Ministerio Público y Fiscal, estoy impedido de hacerlo. Si Spillman quiere demandar a una persona puede hacerlo porque la Constitución y las leyes de la República lo amparan, pero yo no puedo ser su abogado”, explicó el doctor Raúl Möller.

Como consecuencia de la denuncia que formuló el árbitro Luis Larrañaga contra Nelson Spillman, que pretendía que aquel modificara un informe confidencial para proteger a un futbolista de Nacional   y “evitarme problemas en la interna del club”- el dirigente se sintió agraviado y amenazó con demandar penalmente a este periodista.

Tribunal dio razón al árbitro

La presión de Spillman sobre el árbitro, no surtió efecto porque Larrañaga, con el apoyo de su gremial (AAFU) se mantuvo firme y presentó una denuncia en el Colegio de Arbitros que será analizada en la sesión de esta noche por el cuerpo.

El único “beneficio” que obtuvo el dirigente del fútbol juvenil, como resultado de la intervención del presidente del Colegio, Ernesto Vergara, fue la suspensión de la denuncia penal que en su contra el árbitro Larrañaga estaba dispuesto a formalizar.

Cabe recordar que luego de fracasar en su intento de modificar el informe confidencial, lo que hubiera significado un acto de corrupción, Nelson Spillman, se comunicó por segunda vez por teléfono con Larrañaga y le recriminó que “era un buchón, un alcahuete y un hijo de puta. En vez de hacer como los árbitros internacionales que miran para el costado, te echás a Nacional en contra“, le expresó el presidente del Consejo Juvenil al valiente árbitro que no cedió ante su presión para retirar la denuncia en el Colegio de Arbitros.

La Comisión Directiva de AAFU, contrariamente a lo que había adelantado Spillman, se negó a emitir un comunicado de prensa en su apoyo y ratificó plenamente su respaldado a Luis Larrañaga, por haber actuado de acuerdo a las normas reglamentarias ( y éticas) ante un fallido intento de corrupción.

Spillman, pretendió defenderse ante la opinión pública, argumentando que siempre le pedía a los árbitros que “hagan docencia con los juveniles”, pero olvidó que el jugador que él pretendía proteger, había agredido al árbitro Luis Larrañaga, a quien le partió el labio de un cabezazo.

Los hechos posteriores, le dieron la razón al árbitro porque el Tribunal de Penas de la AUF que preside el doctor Enrique Möller, le aplicó once partidos de suspensión al futbolista de la Sub 15 Nacional por su actitud antideportiva y agresiva, lo que reafirma que la agresión verbal de Nelson Spillman hacia el árbitro Luis Larrañaga, merece el más duro repudio. Si el dirigente hubiera tenido razón, el Tribunal no le hubiera aplicada la grave sanción al futbolista tricolor.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje