ANUNCIO SU RETIRO, PERO LOS DIRIGENTES LO IMPEDIRAN

O’Neill seguirá jugando en Nacional

Cerca de las tres de la tarde la noticia sacudió la tranquilidad de la calurosa tarde montevideana, cuando luego de mantener una breve charla con el entrenador del equipo, Fabián O’Neill anunció que terminaba su carrera como jugador de fútbol.

Según comentó el volante al salir del chalet de los técnicos no está dispuesto a asumir la responsabilidad de tener que entrenar todos los días a la par de sus compañeros, por lo que entendió que lo más justo era dar un paso al costado y dejar de pertenecer al plantel tricolor.

Un rato antes, el isabelino se había presentado en Los Céspedes para retomar los entrenamientos, luego de un fin de semana en el que no estuvo a la orden debido a las ausencias durante la semana anterior; el jueves por la mañana Carreño había dicho que las faltas de O’Neill a los entrenamientos estaban autorizadas y eran por problemas personales, pero el viernes anunció que no lo tendría en cuenta, y que hablaría con él cuando volvieran a los trabajos, al igual que con Horacio Peralta y Julio Rodríguez.

Según las informaciones que obran en poder de LA REPUBLICA, el volante concurrió dispuesto a reintegrarse a practicar (“con las pilas puestas”), pero las “condiciones” que Carreño puso sobre la mesa en la conversación precipitaron la decisión del jugador (¿o ex jugador?).

El técnico albo solicitó a sus jugadores una mayor contracción al trabajo, pautó algunas normas de conducta para el futuro inmediato, con un estilo firme pero conciliador, tal como es su costumbre, intentando superar de la mejor manera la crisis interna.

Ante esta situación, O’Neill pensó que su situación podía perjudicar fundamentalmente al grupo y por extensión al club, razón que lo llevó a tomar la determinación, e incluso pensó en dirigirse a la sede del club para rescindir su contrato, pero finalmente se limitó a hablar telefónicamente con el presidente Eduardo Ache, para enterarlo de los hechos.

“Todo lo posible”

La decisión del isabelino aparece como muy firme, aunque no es la primera vez que el futbolista cambia de determinación con el correr de las horas (de hecho, cuando llegó a Los Céspedes parecía muy “enchufado” y alegre de volver a entrenar); de esta realidad intentarán sacar partido los dirigentes del club, que agotarán los recursos para solucionar este conflicto y lograr que Fabián O’Neill vuelva a lucir la camiseta número trece.

El primer dirigente en referirse al tema fue Daniel Barreiro, consultado por Federico Buysán en el programa “El Multideportivo” en el que dijo: “Tuvimos una primera charla (con O’Neill), pero va a haber otras… no tengo dudas… Fabián es un hombre de la casa, y todavía nos puede dar muchas alegrías. Quizá sea en algunos partidos nada más, pero puede hacerlo… “.

El directivo habló también lo que el jugador significa  dejando en claro que es como “un patrimonio” del club  y reconoció que tiene ciertos privilegios dentro del grupo: “Tenemos algunos jugadores que acuerdan un contrato de trabajo con el club, desde el principio al final del año, pero con otros no es así”. Barreiro destacó el relacionamiento humano que existe entre el isabelino y el club, desde las épocas de juvenil, y se mostró optimista en que revierta la decisión tomada ayer.

Más tarde, en contacto exclusivo con nuestro matutino, el directivo parquense ratificó totalmente sus dichos de la tarde, a la vez que reconoció que “agotaremos todos los medios para que Fabián siga jugando en Nacional; el tomó esta decisión porque es un muchacho muy sensible, que pensó fundamentalmente en el daño que podía hacer que en su situación”.

Como están dadas las cosas y de acuerdo a las posibilidades físicas y personales de O’Neill, la única solución que parece asomar es que su vinculación con la institución se mantenga como hasta ahora, es decir, que solamente juegue algunos partidos y tenga ciertas “licencias” a la hora de cumplir con los entrenamientos. En ese caso, el cuerpo técnico debería flexibilizar su postura (y mantenerse como lo ha hecho hasta ahora, sabiendo que esas son las reglas de juego), por ello, LA REPUBLICA consultó específicamente sobre el tema a Barreiro, quien expresó: “Haremos todo lo posible, si es necesario hablar con el entrenador también lo vamos a hacer”.

Palabras muy similares a las de nuestro entrevistado fueron las que el presidente Ache utilizó al responder el llamado del futbolista, por lo que poco esfuerzo se debe hacer para conocer el final de esta “novela”. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje