Miercoles 16 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Combinado celeste en Londres 2012

    Lindo haberlo vivido para poderlo contar: llegamos, jugamos, ganamos, perdimos

    Los sueños de Uruguay de ganar una tercera medalla de oro se frustraron este miércoles en Cardiff al quedar eliminado de Londres-2012 con una derrota 1-0 frente al anfitrión Gran Bretaña, que acabó líder del grupo A y chocará en cuartos ante Corea del Sur.

    Miércoles 01 de agosto de 2012 | 20:36

    Los británicos de Stuart Pearce se impusieron con tanto de Daniel Sturridge (45+1), para ganar con siete puntos la llave, por delante de Senegal (cinco), que empató 1-1 con Emiratos Árabes Unidos en Coventry y se clasificó como segundo de la zona.

    Uruguay, que es el segundo favorito en quedar eliminado tras la inesperada salida de España, se marchó con tres unidades y los emiratíes con una.

    El conjunto de Oscar Tabárez había quedado con la soga al cuello tras su derrota 2-0 frente a Senegal, el domingo pasado en Wembley, luego de abrir su participación con una victoria ajustada por 2-1 ante Emiratos Árabes Unidos, por lo que estaba obligado a una victoria para mantener vivo su sueño dorado.

    Aquellas hazañas contra los locales, como el recordado Maracanazo en la final del Mundial-1950 contra Brasil, o la última en la Copa América-2011 al enterrar al anfitrión Argentina en el Cementerio de los Elefantes de Santa Fe, no se repitió en el estadio Millennium de la capital galesa.

    El fútbol era la mayor esperanza de los hinchas charrúas para conquistar una medalla en Londres-2012, después de volver con todo con sus futbolistas 84 años después de aquel logro en Ámsterdam-1928, posterior al de París-1924.

    Gran Bretaña, campeón olímpico reconocido en 1908 y 1912 pero que también volvía tras largas décadas de ausencia, llegó al partido con más aire, al haber igualado en su debut 1-1 con Senegal y doblegar 3-1 a los emiratíes.

    La gran sorpresa al arranque fue la ausencia de Ryan Giggs en el once titular británico, pero al final con una banda de pichones con fuerza y empuje, Pearce se quedó con el triunfo, con una jugada iniciada por Joe Allen para Sinclair, quien metió al medio para que Sturridge mueva la red.

    El partido planteó un combate en el medio entre Arébalo Ríos y Cleverley, a la espera de algo distinto por parte de Gastón Ramírez y Tabaré Viudez por el lado de los sudamericanos y del galés Craig Bellamy para los británicos.

    El primer aviso claro del once charrúa llegó con un centro de Suárez, una vez más fue blanco de abucheos y que se marchó sin marcar con su compañero temible de ataque Edinson Cavani, en lo que fue uno de los mayores fracasos del torneo, para Viudez que no alcanzó a rematar bien.

    Los británicos metían ritmo en la medular, con un Aaron Ramsey que se salía del guión y le ganaba la parada a Diego Rodríguez y Arévalo Ríos, además de que estuvo a punto de marcar a los 40.

    En la segunda parte, los charrúas pusieron todo para intentar otro Maracanazo. El capitán Suárez pudo mover la red, pero el portero Butland le ganó el duelo, como en casi toda la noche.

    Sobre el final, ya con la soga al cuello y en base a pelotazos y centros, la Celeste intentó una despedida con gloria, como con un remate en el travesaño de Gastón Ramírez, una de las mejores caras en el torneo, pero falló y encima terminó exponiéndose a alguna contra que no embocó el héreo local Sturridge.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario