UN AÑO INOLVIDABLE PARA EL JOVEN TENISTA COMPATRIOTA

Martín Vilarrubí, el mejor de 2002

En el año 2002, varios fueron los atletas uruguayos destacados tanto a nivel nacional como internacional. Pero si debemos elegir al que mejor actuación tuvo durante la presente temporada, el nombre de Martín Vilarrubí rápidamente surge como el elegido.

Con tan solo 18 años de edad, el joven tenista ya se coló entre los principales referentes del deporte uruguayo, con grandes actuaciones que dejan bien parado a nuestro país en todo el mundo.

A la hora de justificar esta afirmación, varios son los hechos que la sustentan: las dos medallas de oro que consiguió en los juegos Odesur, la cantidad de trofeos internacionales que ganó y la excelente participación que tuvo con Uruguay en la copa Davis.

LA REPUBLICA habló con el joven tenista, quien se refirió a su actuación en el año.

Dijo que empezó con una serie de victorias en torneos juveniles: “Gracias a Dios pude obtener en enero dos torneos importantes a nivel juvenil en Venezuela y Colombia, lo que me llevó a comenzar el año con todos las “pilas”. Esto hizo que me sintiera con mayor confianza en mis condiciones”, afirmó.

“Vila”como le llaman los amigos y la gente del tenis, argumentó que siempre es importante ganar para seguir mejorando: “Es bueno y trascendente conseguir victorias. Con la obtención de estos títulos logré colarme entre los diez mejores del mundo de la especialidad en mi categoría. Esto me ayudó a mentalizarme de que podía tener un gran año y tan solo había demostrarlo dentro de las diferentes canchas”.

“Es un orgullo representar  a mi país”

Posteriormente Vilarrubí habló de otro de los hechos que marcó su presente en el tenis, como fue su participación en la Copa Davis.

El joven jugador, compitió en gran nivel durante este torneo internacional, ganando la mayoría de los cotejos que disputó, lo que determinó que Uruguay llegara a la final de la zona II americana. Al respecto comentó que la Davis “siempre es muy importante para los tenistas. Es un orgullo representar a mi país en este torneo, que es como la “copa del mundo” de este deporte comparada con el fútbol. Disputar los partidos por la celeste fue muy especial y espero poder seguir haciéndolo.”

También se refirió a la importancia de tener jugadores experientes a su lado, que cumplan la función de espejos, como lo son Dondo, Bianchi e incluso Filippini : “Federico, Pablo y Marcelo ayudan a que uno mejore cada día su tenis. Son personas con gran experiencia dentro de este deporte, que hacen a que uno saque lo mejor de su juego y pueda pulir defectos. Además Marcelo (Filippini) no solo nos brinda consejos a nivel deportivo, sino que también en lo personal, lo cual siempre es necesario”.

“El oro en los Odesur me generó una alegría tremenda”

Al hablar de los logros más destacados de Martín Vilarrubí durante el presente año, lo más resaltable es su actuación brillante en los juegos Odesur. El tenista participó en las dos medallas de oro que obtuvo Uruguay en el evento, llevándose una en forma individual y otra en dobles junto a Marcel Felder.

Sobre esta consagración sostuvo: “Fue algo muy importante, una alegría tremenda. Junto a Marcel (Felder) estábamos bien preparados para el torneo y sabíamos que podíamos llegar lejos.

Cada partido que disputaba era un nuevo paso hacia la consagración y las ilusiones se acrecentaban cada vez más. Por suerte pude ganar las finales de dobles y singles y de esta forma llevarme las dos medallas de oro”.

En cuanto a las repercusiones que generó su actuación, tanto a nivel personal como públicamente en nuestro país dijo que “sirvió para seguir adquiriendo confianza. Ganar siempre ayuda y más si es representando a Uruguay. En lo que tiene que ver con las repercusiones por la obtención del oro, las noté mucho más al llegar a nuestro país y por suerte demuestran que uno esta por el buen camino”.

“Comenzaré a participar a nivel profesional”

Por último “Vila” se refirió a su futuro dentro del tenis y particularmente lo que espera para el próximo año.

Dijo que comienza una etapa nueva en su carrera, ya que deja de competir en juveniles y pasa a hacerlo a nivel profesional.

“Las expectativas son muchas, aunque sé que los rivales serán más complicados y deberé pasar un proceso de adaptación”, explicó y agregó que en enero irá a España “donde me sumaré a un equipo que ya está conformado con jugadores de muy buen nivel, con los cuales me entrenaré y comenzaré a participar a nivel profesional.”

Tampoco se olvidó de otras de las grandes aspiraciones a las que apunta con miras al futuro: “Me gustaría poder competir por Uruguay en los Juegos Olímpicos de “Atenas 2004″, por eso debo seguir mejorando mi juego para que esta meta no sea sólo un sueño”.

Un gran jugador que durante todo este 2002 demostró sus condiciones dentro del tenis, consiguiendo importantes galardones a nivel internacional para dejar de ser una promesa y lentamente lograr convertirse en un presente venturoso de color celeste. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje