A LOS 71 AÑOS DE EDAD

Murió Eduardo Schinca

Que director y actor de teatro, fue un hombre de grandes conocimientos e incalculable cultura que guardaba bajo unas maneras irreprochables y un porte elegante y austero.

Elegante como actor y para su vida pública; austero en su callada e inquebrantable devoción por el teatro, arte que aún en la conversación corriente encendía sus ojos de entusiasmo.

Como director obtuvo por su labor seis premios “Florencio”.

Frecuentó con éxito todos los géneros y todos autores que escribieron buen teatro, tanto los clásicos, que puso en escena de modo minucioso y ejemplar. Así, Schinca dirigió “Troyanas” de Eurípides 1990, “El acero de Madrid” de Lope de Vega, 1995; “Don Gil de las Calzas verdes” de Tirso de Molina, 1994.

Otro tanto hizo con obras de autores modernos, con la presentación a nuestro público de los mejores dramaturgos de la actualidad como Botho Strauss (“El tiempo y la habitación” 1999), “Cuarteto” (Heiner Müller, 1997), Athol Fugard (“El camino a la Meca” 1999) y Normand Chaurette, en la última y brillante “Las reinas”, que se estrenó en el Carrasco Lawn Tennis en el 2000.

Como actor recordamos especialmente sus magníficas interpretaciones en “Los gigantes de la montaña” de Pirandello y como el Dr. Sigmund Freud, en “El visitante”.

Eduardo Schinca, siempre activo y emprendedor, proyectaba presentar “El camino a la Meca” en Buenos Aires, con China Zorrilla y Héctor Bidonde.

Su muerte, que frustra este proyecto, es una pérdida muy sentida en todos los ámbitos del teatro y la cultura nacional. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje