Estilo. Por la ruta de Opus Alfa, Psiglo, Totem y Días de Blues

La Banda de la Luna Azul vuelve a los escenarios y ofrecerá un concierto en el pub El Tartamudo

Desde sus inicios en 1990, La Banda de la Luna Azul se ha destacado por cubrir un espacio del que han quedado pocos cultores y que tiene su origen en el sector de música uruguaya representado por Psiglo, Opus Alfa y Totem.

Desde el comienzo, las versiones de temas de otros artistas (Hendrix, Días de Blues, Ruben Rada) han permitido que sean señalados como un grupo que apuesta a la profesionalidad de su sonido y a la de sus actuaciones en vivo. En épocas de su primera grabación, “Mientras todos se esconden” (Perro Andaluz, 1994), se la consideraba como “un puente sonoro hacia el rock uruguayo de los 70″. Pero la fusión de los 90 es más amplia y eso se ve reflejado en “Lástima el Marabú” (Ayuí, 1997). En 2005 La Banda de la Luna Azul lanzó “Zumbando” (nuevamente por Ayuí), manteniendo vigente su viejo amor por el blues, aunque se destaca el cuidado sonido roquero con influencias de los tambores montevideanos y la figura de Eduardo Mateo. Como en discos anteriores, junto a la banda participaron artistas invitados de larga trayectoria en nuestro medio y en el exterior, provenientes de diferentes géneros, como Fernando Cabrera, Rafael Antognaza, Tabaré Rivero, José Luis Pérez y Jorge Schellemberg.

En los últimos años la banda se ha presentado en boliches y teatros de Uruguay, incluyendo dos shows acústicos, en los que han participado Fernando Cabrera, Alberto Wolf, Gonzalo Farrugia, Jorge Barral y la cuerda de tambores de La Jacinta, de la cual son miembros cuatro de sus integrantes. Además el grupo tocó como invitado en el cierre del Festival de Blues de San Pablo (Brasil).

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje