RETRATO DE LA SORDIDEZ

Milton Fornaro es uno de los más destacados escritores uruguayos contemporáneos, que además se ha desempeñado como guionista, periodista y humorista.

Entre otras actividades, fue codirector del “Diccionario de Literatura Uruguaya” (1986), participó en la novela colectiva “La Muerte hace buena letra” (1993) y elaboró los guiones para el programa televisivo humorístico “Plop” (1991-1992).

En el mismo rubro, fue cofundador de las revistas “El Dedo”, clausurada por la dictadura militar, y “Guambia”, su continuación. También trabajó como editor y prologuista de “La Tijera de Colón” (2001), versión facsimilar de la primera revista donde escribió Juan Carlos Onetti.

Como autor de teatro, escribió “Coquita superstar” (1992), protagonizada por la recordada y talentosa actriz Imilce Viñas. Sin embargo, su producción más reconocida y fecunda se desarrolló en el terreno literario. Como cuentista, Fornaro ha publicado “Descuentos” (1998), “Murmuraciones inútiles” (2004) y “Querida Susana y otros cuentos” (2007), entre otros títulos.

En su faceta de novelista, destacan obras como “Hoy fue uno de esos días” (1993), “Si le digo le miento” (2003), “Cadáver se necesita” (2006) y “Teoría del iceberg” (2008).

En 2005, ganó el “Premio Internacional Grinzane Cavour- Montevideo por “Si le digo le miento” y el “Premio Nacional de Literatura, por “Murmuraciones inútiles” “Un señor de la frontera”, novela finalista del Premio Planeta Casamérica 2009, es una obra difícil de clasificar, que mixtura hábilmente distintos géneros literarios y discursos narrativos. A grandes rasgos, podría afirmarse que esta es una novela costumbrista, ambientada en la vasta frontera uruguayo brasileña.

Con impecable trazo narrativo, Milton Fornaro teje lentamente la historia de Joao Arístides de Souza Neto, un poderoso estanciero fronterizo, quien, condenado a una invalidez irreversible, comienza a recordar su pasado.

Es aquí donde el autor empieza a elaborar pacientemente esta apasionante historia con formato de biografía, pero que constantemente transita por diversos géneros.

El talentoso escritor uruguayo corrobora su reconocido oficio literario, moviéndose con solvencia entre diversos estilos y formatos: la novela de aventuras, el policial, el drama e incluso una ficcionada pero muy real crónica de la vida en los pueblos de frontera, con sus costumbres aparentemente inmutables, más allá de progresos tecnológicos, cambios políticos, sociales y económicos a nivel nacional y mundial.

La peripecia del protagonista, que está narrada en segunda persona por Milton Fornaro, es una historia cotidiana, más allá de los ribetes mágicos y el atractivo que le otorga la capacidad narrativa, el poder de descripción y la maestría del autor, al construir el perfil psicológico del protagonista.

Respetando las voces de los personajes, sus rasgos y sus signos identitarios, el escritor nos introduce en un mundo tan próximo y, al mismo tiempo, tan desconocido para aquellos que no se han aventurado nunca en él. Ese minucioso retrato humano descubre códigos y leyes propias, arraigadas costumbres y estructuras sociales y mentales inconmovibles.

El relato reconstruye el ascenso al poder de un sencillo pero ambicioso muchacho pobre de frontera, su lento pero seguro avance dentro de las estructuras de dominación de la zona, su desmedida codicia y su falta de moralidad.

“Un señor de la frontera” es un retrato humano potente y frontal, que denuncia la perdurabilidad de esquemas de dominación cuasi feudales, en una región del territorio nacional que parece detenida en el tiempo.

(Editorial Planeta)

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje