Continuidad. Su último trabajo se conecta con "Aguaragua", su disco debut

El sonido transamericano del  Pájaro Canzani en la Zitarrosa

Canzani adelantó que en el show que realizará hoy va a presentar la mayoría del material de “Transamericana”.

La banda que lo acompañará estará integrada por el tecladista camerunés Patrick Bebey y los argentinos Mintcho Garrammone en cavaquinho y guitarra baiana, María Eva Albistur en bajo y Fernando Samalea en batería. Además habrá artistas invitados como Max Capote, Nicolás Ibarburu y Popo Romano.

Sobre su nueva placa el popular “Pájaro” expresó que “es la continuidad lógica de los que fue ‘Aguaragua’, mi primer trabajo, que se lanzó en 1974, y ya era un álbum latinoamericanista. Refleja mi antichauvinismo, porque pienso que somos una cultura afro-indo-latinoamericana y me interesa más esa visión. Esto se puede notar en el arranque del CD, con el tema ‘Transamericana’, que está cantado en español y portugués, y tiene una introducción con berimbau”.

Por otra parte, y visiblemente defraudado, el artista destacó que su disco no despertó el interés de ninguna productora uruguaya, mientras que en Argentina tuvo tres proposiciones y, finalmente, optó por Random Records. Esta empresa es también la encargada de la distribución de la placa en nuestro país.

En lo que respecta a sus expectativas sobre cómo recibirá el público compatriota su trabajo aseveró que “un disco es como un hijo, lo concebís, nace, crece y se te escapa de las manos, comienza a vivir por sus propios medios”.

Sobre su retorno a Uruguay tras cinco años, Canzani hizo hincapié en el hecho de que “la gente acá tiene una imagen de mí que no se corresponde con la realidad. El éxito que tuvo ‘Chibidón’, no refleja lo que es mi carrera. Las personas que vayan al recital, van a descubrir a un artista que no tiene nada que ver con lo que se imaginan”.

Consultado sobre qué va a descubrir el público compatriota que asista a sus shows, Canzani enfatizó en que “pueden hallar una forma sincera de subirse al escenario, de entregar todo. A mí me importa mucho, cuando voy a ver un espectáculo, que la gente que se sube al escenario tenga algo que decir. Yo sé que tengo razones muy fuertes. Por ejemplo, mi convicción como ser humano de que todos estamos haciendo un viaje por la vida, y que todos soñamos con que quede una traza de lo que estamos haciendo. No hablo de la fama, sino del relacionamiento humano, del intercambio con los demás”.

 

El derecho al voto

La conversación con Canzani no podía eludir el debate sobre la posibilidad de habilitar el voto a los compatriotas que residen fuera del país.

“Reivindico ese derecho que tenemos los quinientos mil uruguayos que estamos en el exterior”, respondió.

“Los que están en contra tienen argumentos muy livianos. Dicen, por ejemplo, que quienes están afuera van a decidir sobre cosas qué pasará en el país, y no van a vivir lo que provocaron. Me parece muy irresponsable ese juicio”, aseguró, y puso énfasis en que “los que nos fuimos del país lo hicimos porque no teníamos otra. Dejar tu tierra es una manera peligrosa de vivir. Nadie te está esperando para darte lo que necesitás. No es justo que la gente que se tuvo que ir sea juzgada de esa manera”.

También recordó que Uruguay y Chile son los únicos países del continente americano que aún no le reconocen el voto a la gente que está afuera.

También trajo a colación que los compatriotas que están en el exterior están muy bien informados sobre qué está sucediendo en Uruguay, principalmente a través de internet. “Además es gente muy solidaria. Por ejemplo, hay asociaciones de uruguayos en París, que yo integro, que desde hace treinta años están bancando comedores escolares. Me parece fundamental que Uruguay, que tiene una historia importante en lo que respecta a los derechos cívicos, habilite el voto a los ciudadanos que residen en otro país”, concluyó.

 

Proyectos

Carlos Canzani no sólo retorna a nuestro país para ofrecer su música, sino que además está ajustando lo detalles para desarrollar un proyecto, financiado por la Unión Europea, que apunta a desarrollar industrias culturales en el litoral.

“Hace diez años que trabajo en esta iniciativa. Hubo un llamado de la Comunidad Europea para planes bilaterales con América Latina, me enteré y me puse a trabajar con mi esposa, Fernanda Mora, en el proyecto”.

La propuesta se llevará a cabo en ocho ciudades: Colonia, Mercedes, Fray Bentos y Paysandú, por el lado uruguayo, y Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Colón y Concordia, por el lado argentino.

Se realizará una inversión de un millón de euros durante cuatro años, que será destinada a la enseñanza de profesiones relacionadas con el espectáculo en vivo (sonido, luces, trabajo de escenario), a equipar a los teatros regionales y a crear salas de ensayo.

“Todo va a ser gratis y se realizará para que los jóvenes que tienen inquietudes artísticas se beneficien. De esta forma se va a evitar que les suceda lo mismo que a mí, que tuve que venir a Montevideo de muy joven para continuar mi carrera. El objetivo final es crear trabajo en el interior del país”, resaltó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje