*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Estudio marca la importancia de la buena alimentación para trabajadores

    Domingo 26 de octubre de 2008 | 04:51

    La alimentación en el trabajo es un elemento clave para la seguridad, la salud, las condiciones de trabajo, la protección social y un factor relevante en la productividad de las empresas.

    Una dieta balanceada para los trabajadores es casi tan importante como la prevención de estos individuos contra otros riesgos más evidentes como pueden ser las sustancias químicas o contra otros factores de riesgo laboral. Una alimentación equilibrada es positiva para el personal, ya que los protege de algunas enfermedades y aumenta su motivación, lo que redunda en una mayor productividad en el trabajo.

    Con el objetivo de formar conciencia acerca de esta problemática, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) encomendó al Sr. Christopher Wanjek, una investigación que midió el impacto de la alimentación en el trabajo.

    Según la investigación de Wanjek, una buena nutrición al igual que otros elementos vitales como la seguridad y la salud, son la base de la productividad y la seguridad identificada por sindicatos, trabajadores, empleados y gobiernos de todo el mundo. Está comprobado que una mala nutrición puede desencadenar en obesidad y enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedades cardíacas y anemia entre otras.

    Wanjek – quien estuvo en Uruguay este viernes en el marco del Congreso de ADPUGH -, establece en su libro un vínculo claro entre la buena nutrición y una alta productividad, demostrando que garantizar el acceso de los trabajadores a alimentos nutritivos, un descanso adecuado y un espacio para comer en condiciones dignas, no sólo es importante para construir una empresa responsable, sino que es económicamente rentable ya que ayuda a los trabajadores a rendir al máximo.

    El estudio de Wanjek, presenta más que una visión instantánea y mundial de las medidas que aplican algunas empresas del primer mundo sobre la alimentación de trabajadores. También describe una guía constructiva, que contiene prácticas dirigidas a gobiernos, empleadores y sindicatos que deseen saber cuál es la solución que mejor se adapta a sus circunstancias. Los vales de comida y los comedores, por ejemplo, funcionan adecuadamente en las empresas de tamaño medio, con menos de 100 empleados, mientras que las cantinas constituyen una solución viable para las grandes empresas ubicadas en sitios alejados de urbes.

    Para garantizar el acceso de los trabajadores a una buena dieta una solución posible es crear un comedor, contratar un cocinero o brindar un servicio de distribución de comida, pero estas posibilidades están alejadas de la realidad de la gran mayoría de empresas uruguayas. Los tickets alimentación representan una solución a esta problemática para las empresas que desean ayudar a sus empleados a comer bien, pero que no cuentan con posibilidades de hacer grandes inversiones. Mediante el sistema de ticket alimentación, las empresas tienen la posibilidad de darles a sus empleados mayores montos para invertir en alimentos, lo que redundará en una mejor calidad de vida para los trabajadores.

    El estudio concluye que las comidas saludables consumidas en un medio limpio y tranquilo no deben considerarse un lujo sino que, por el contrario, son fundamentales para el estado de ánimo, la salud, la seguridad y la eficacia de los trabajadores.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario