Stephen King confiesa sus adicciones en "On writing"

El 3 de octubre próximo se lanzará la última obra del escritor estadounidense Stephen King, On Writing (Sobre la escritura), una mezcla de autobiografía en la que confiesa adicciones pasadas y de ensayo destinado a quienes quieren seguir sus pasos.

Después de Dance Macabre, el maestro del terror desnuda sus pesadillas íntimas, producto de sus años de alcohol y droga, abismo del cual fue rescatado por el amor de su esposa Tabhita.

La tapa del libro muestra una escena atractiva, en apariencias serena: una casa de campo con la ventana iluminada, bajo la puerta del sótano, y los alféizares con flores blancas y rosadas. Es la primera vez que King habla abiertamente de su relación con el alcohol, las drogas livianas y el valium: “No me acuerdo ni siquiera de haber escrito Cujo“, contó a propósito de su novela de 1981 sobre un perro asesino.

Sobre The Shining (El resplandor), la claustrofóbica novela llevada al cine por Stanley Kubrick con un memorable Jack Nicholson, dijo: “Cuando la escribía no me daba cuenta que escribía sobre mí”.

“Durante seis años escribí borracho”, reveló King y añadió que el personaje Annie Wilkies en Misery, era un símbolo de sus “dependencias”.

On Wrinting, publicado por Scribner, es también un libro sobre el cual su autor se muestra un crítico implacable de sí mismo.

Con respecto a Rose Madder e Insomnia dijo: “Lamento admitirlo, son novelas demasiado rígidas y demasiado pretenciosas”.

En cuanto a The Stand confesó que durante semanas no lograba escribir ni una palabra: “No sabía cómo avanzar. Si hubiera escrito a esa altura 200 páginas menos, no hubiera dudado en tirar el manuscrito al cesto”.

La primera parte del libro que saldrá el 3 de octubre se titula “Currículum Vitae”, con la cual el autor quiso demostrar que “episodios y situaciones en la vida real” lo transformaron “en el escritor actual”.

Escríbalo Ud. mismo

En la segunda parte, el autor de Carrie dicta una cátedra para enseñar a sus fans cómo se escribe.

“Si quieres convertirte en escritor debes hacer, sobre todo, dos cosas: leer mucho y escribir mucho”, aconseja King.

Para King la lectura es el centro del proceso creativo, para lo cual se necesita leer “a pequeños sorbos y grandes vasos”, en salas de espera, en la fila del teatro, de la caja del supermercado o en el baño.

Habitualmente King termina el primer borrador de un libro en tres meses, pero en esta ocasión dedicó tres años para dar a luz la versión final de On Writing.

Comenzó a escribirlo en 1997, pero debió interrumpir la tarea un año y medio tras el accidente de tránsito de 1999, en el cual sufrió varias fracturas.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje