*

×
LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

Hacer memoria frente al olvido: epopeya anónima de los traicionados de siempre

"Esto que voy a contarles son historias de los nadies, de mujeres y de hombres, como tantos argentinos, sin recursos y sin nombre. Son los que siempre sufrieron despojo y adversidad, son el pueblo del aguante que lleva como bandera su coraje y dignidad", dice Solanas.

hs

El estreno del último opus de Pino Solanas será hoy en Cinemateca 18. Esta es la segunda parte de una tetralogía (comenzada con Memoria del saqueo y que continuará con Argentina latente y La tierra sublevada) que el director ha querido dedicar a la catástrofe argentina del cambio de milenio. Pino define a La dignidad de los nadies como “hacer memoria frente al olvido”. Y responde a un hecho tanto argentino como uruguayo: “Los más jóvenes preguntaban qué había sucedido, y aunque lo habíamos denunciado muchas veces durante los 90 era necesario traer las imágenes de esa historia y colocarlas en su contexto”. Este segundo capítulo se construye “con relatos e historias de algunos protagonistas de la resistencia social. Una epopeya anónima y cotidiana de los traicionados de siempre, clases medias empobrecidas, desocupados o piqueteros que salen a cortar rutas. Una situación similar vivida décadas atrás me llevó a concebir, dice Pino, La hora de los hornos y luego Los hijos de Fierro, dos películas distintas e independientes entre sí sobre la Argentina de entonces y sus luchas sociales”.

Al recorrer el país y hablar con trabajadores, especialistas, profesionales, productores, ciudadanos, campesinos, indígenas, fue creciendo en Solanas la idea de realizar un fresco sobre el país actual. Cuatro largometrajes independientes entre sí, pero unidos por el tema de la Argentina de la devastación y saqueo al intento de reconstrucción y las alternativas de un nuevo proyecto capaz de recuperar los derechos y de democratizar la democracia. Parte de la realidad pero utiliza procedimientos de otros géneros y al contar hechos e historias de personajes se acerca a la ficción. Los hechos reales se acercan al relato narrativo, de modo que coexisten procedimientos documentales, de ficción y del cine de ensayo. Y para el rodaje Pino ha utilizado la versatilidad de una cámara digital, sin otro operador que él mismo, siendo a la vez realizador, luego montanista y antes su propio productor, una experiencia cinematográfica impensable hace muy poco tiempo, y a cuya discusión el autor dedicará varias horas de seminario o eventualmente taller.

Como parte de la presentación de este filme que mañana será estrenado en Montevideo, solanas ha escrito una carta a los espectadores en la que textualmente manifiesta lo siguiente:

“Durante los años 90 reiteraron la idea de que la realidad no podía ser cambiada, que debíamos resignarnos al camino único neoliberal. Una cultura de la derrota, amnésica e hipócrita, caló hondo en los sentimientos de millones de personas. Pero otra realidad venía demostrando lo contrario a través de miles de actos individuales y colectivos.

Con La dignidad… he querido revelar las victorias y hazañas cotidianas de “los nadie”, los he acompañado en su búsqueda de trabajo, en sus esperas y protestas; compartido la cocina de sus casas o las tiendas de los campamentos buscando recuperar experiencias y sentimientos. Son pequeñas epopeyas contadas por sus protagonistas, héroes anónimos que vencieron el desamparo con alternativas y propuestas solidarias que demuestran que juntos y paso a paso, es posible cambiar el mundo”.

La dignidad de los nadies es una suerte de libro de historias y relatos, donde lo testimonial se une con lo narrativo, el ensayo con el relato, la vida con la ficción. Está compuesta por un prólogo, tres crónicas y diez historias reales, contadas o reconstruidas por sus protagonistas: “Martín, el escritor motoquero”; “El maestro Toba”; “Antonia y Chipi: el comedor pobre”;”Margarita y Colinche: vivir con nada”; “Campamento Piquetero”; “Silvia y Carola: el hospital público” “El llamamiento de Lucy”; “Recordando a Darío”; “Gustavo, Zulema y las mafias”;”Zanon: una fábrica recuperada”: “Todavía hoy..”

Al recorrer el país y hablar con trabajadores, especialistas, productores, ciudadanos, campesinos e indígenas, fue creciendo la idea de realizar un fresco sobre el país. Cuatro largometrajes independientes entre si, pero unidos por el tema de la Argentina: de la devastación y saqueo del modelo neoliberal, a la reconstrucción y las alternativas de un nuevo proyecto capaz de recuperar los derechos conculcados y democratizar la democracia.

A Memoria del saqueo” y La dignidad de los nadies le seguirán Argentina latente y La tierra sublevada que tienen avanzada su preparación. Cada uno de ellos tiene una temática y forma diferentes.

“He dedicado La dignidad de los nadies -afirmó Solanas- a dos grandes realizadores de quienes recibí generoso apoyo: Fernando Birri, maestro de varias generaciones de cineastas, y Valentino Orsini, cuyo estímulo y solidaridad me posibilitaron terminar La Hora de los hornos en su productora de Roma, que compartía con los hermanos Taviani, Giuliani Da Negri y Luiggi Battistrada”. *

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad de Enredad@s!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.