"HACIENDO CAPOTE", DE ALBERTO RESTUCCIA Y LUIS CERMINARA

De Próspero a Sócrates

Cada tanto reapareció en diversos escenarios, como la Alliance Française y con otro actor (Claudio Capucho). Por cierto, el parcialmente merecido éxito del filme “Capote”, de Bennett Miller, interpretado por Philip Seymour Hoffmann, alguna de cuyas escenas se proyecta como fondo en “Haciendo Capote” hace al caso, casi del mismo modo que “In a cold blood” volvió en los Estados Unidos a uno de los primeros lugares en la lista de best sellers; pero todo espectador sabe que, cualquiera sea el tema, así sea Truman Capote, nada podrá desplazar del primer plano a Alberto Restuccia.

El arte de Restuccia es el triunfo de la mayéutica. Sus desplantes como Truman Capote, siguiendo los lineamientos de un reportaje, son eficaces, y algo de la extraña y fascinante personalidad del frustrado escritor llega a nosotros; pero Restuccia no pretende competir con Seymour Hoffmann. Quizás con Sócrates, o con lo que Fernando Pereda llamó “vinos confesores”; porque su arte es el de las preguntas adecuadas para intrigar, para iluminarnos por dentro con un chispazo.

Supo, según su estilo, despersonalizarse, hasta borrarse; supo, por sobre todo, comunicarse realmente con los espectadores, a quienes, a veces, dejó la palabra para apenas acotarlos con su humor benigno y su gesto comprensivo, quizás cansado de la estupidez humana, siempre protector. Quizás alguno o algunos de los espectadores se sorprenda de lo que llegó a decir, algo íntimo y aún inquietante, fuera del diván del analista.

Pese a la antigüedad del espectáculo, “Haciendo Capote” es uno de los buenos momentos del actual repertorio montevideano.

“Haciendo Capote”, de Alberto Restuccia y Luis Cerminara, por Alberto Restuccia, en e Intramuros Underpub *

HACIENDO CAPOTE, de Luis Cerminara y Alberto Restuccia, por Alberto Restuccia. Los viernes en Intramuros Underground, Convención 1241.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje