VENDIO MAS DE 40 MILLONES DE DISCOS EN TODO EL MUNDO

Murió Rocío Dúrcal, "la española más mexicana"

Rocío Dúrcal murió el sábado hacia las 19H15 locales (17H15 GMT) en su casa de Torrelodones, en los suburbios de Madrid, a raíz de un cáncer de matriz que sufría desde hacía varios años. La cantante así como su familia llevó su enfermedad con la mayor discreción.

Raphael y su esposa, Natalia Figueroa, Paloma San Basilio, Sara Montiel, Concha Márquez Piquer, José Luis López Vázquez, Pilar Bardem, Amparó Baró y Estrella Morente fueron algunos de los artistas españoles que el domingo acudieron al tanatorio de La Paz, en la localidad madrileña de Tres Cantos, para dar un último adiós a la “dama de la ranchera”.

Rocío Dúrcal, conocida por sus amigos y allegados como “Marieta”, cuyo verdadero nombre era María de los Angeles de las Heras Ortiz, primera de seis hermanos, había nacido el 4 de octubre de 1944 en Madrid, en el seno de una familia humilde.

Primero en la pantalla grande y luego en la música, Dúrcal se convertiría en una de las artistas españolas más preciadas del otro lado del Atlántico, particularmente en México.

Por esa razón, el grupo Mariachis Real de Jalisco le quiso rendir un “tributo” especial y despidió a la “Señora” entonando “Las golondrinas” frente a su féretro, indicó la prensa local.

Sus tres hijos, Carmen, Antonio y Shaila, asistieron desde temprana hora al tanatorio, para velar a la cantante, junto a su padre, Antonio Morales Junior.

La cantante María Dolores Pradera recordó el compañerismo y la discreción de Dúrcal.

Amador Mohedano, hermano de Rocío Jurado, acudió al tanatorio madrileño y poco después lo hacía la hija de la artista, Rocío Carrasco, que dijo a la prensa que su mamá está “mucho mejor” pese a una infección que no termina de remitir.

La actriz Sara Montiel subrayó la dignidad de la muerte de Dúrcal, al igual que la cantante Concha Márquez Piquer, quien dijo que se había ido “sin casi decir adiós”.

Los restos de Rocío Dúrcal, que adoptó ese apellido artístico en honor del pueblo de Dúrcal, en Granada (Andalucía, sur), fueron cremados el lunes al mediodía en el mismo tanatorio.

La localidad de Dúrcal decretó dos días de luto oficial en memoria de la artista, que también recibió un cálido homenaje en el Festival de Málaga que el sábado clausuró su edición 2006.

La artista, que había comenzado su carrera cinematográfica en 1961 con “Canción de juventud”, a la que seguirían más de una docena de largometrajes, decidía en 1977 dedicarse exclusivamente a la canción, imponiéndose como un nuevo talento femenino en la música latina y dándole, sobre todo, un fuerte impulso a la ranchera.

Con más de 30 discos en su haber y más de 40 millones de copias vendidas en todo el mundo, Rocío Dúrcal compartió escenario con los más grandes de la canción de América Latina, desde Juan Gabriel hasta Roberto Carlos y por supuesto con sus compatriotas Rocío Jurado, Camilo Sesto y Joaquín Sabina.

Conocida como “la novia de la juventud” o “la señora de la canción”, Rocío Dúrcal se había ausentado prácticamente de los escenarios y de la vida pública en el último año tras recibir en Madrid el “Premio Latino a toda una vida”, en reconocimiento a más de 40 años de carrera.

Varios artistas españoles protagonizaron en los últimos años una racha de enfermedades serias. Raphael fue sometido a un trasplante de hígado; Joan Manuel Serrat se recuperó de un cáncer de vejiga y Rocío Jurado está hospitalizada por un cáncer de páncreas. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje