El viejo Günter: entre la tierra y el mar

Como género, la novela de aventuras se remonta a los orígenes de la lengua hablada, a través de historias transmitidas oralmente, que fueron mutando de boca en boca y de pueblo en pueblo. Esta expresión se fue moldeándose según cada época y estilo de narración, dependiendo tanto de los interlocutores como del ocasional autor o emisor.

Tanto “La Ilíada” como la “La Odisea”, tempranos ejemplos de novelas épicas, trascendieron la palabra hablada para ingresar en una definitiva inmortalidad a través de la publicación impresa.

Lo épico y la aventura, en la cual de forma real o mágica observamos al hombre combatiendo las adversidades, el hambre, la guerra y la violencia, suele tener implícito abundantes apuntes pedagógicos, que el lector muchas veces incorpora para enriquecer su propia visión del mundo y de sí mismo.

Alejado de lo fantástico, pero conservando claramente la impronta de la clásica novela épica, llega la reedición de esta novela autobiográfica de Oscar Lebel.

Oscar Lebel, militar naval de carrera, fue uno de los pocos uniformados que -activa y públicamente- resistió el inmoral golpe de Estado del 27 de junio de 1973.

Educado según los preceptos artiguistas, Lebel siempre fue un hombre de profundas convicciones cívicas, tanto en su vida privada como en su actividad castrense. Cuando acaeció el asalto al poder por parte de los motineros, sintió vulnerado su honor, tanto de ciudadano como de militar.

Sin saber muy bien qué hacer, pero con la clara decisión de resistir a como diera lugar, Lebel colocó un cartel de protesta en el balcón de su casa, se apostó en la ventana rodeado de símbolos patrios y munido de su arma de reglamento, aguardando lo que el destino tuviera reservado para él.

Este sólo acontecimiento constituye un elocuente testimonio de la singular personalidad de Lebel, que fue detenido, degradado y humillado por sus camaradas de armas.

Sin embargo, aún quienes lo detuvieron, sabían que el rebelde marino sólo estaba cumpliendo con su obligación de preservar la Constitución y el estado de derecho, brutalmente arrasados por los protagonistas de la criminal ruptura institucional.

En esta novela autobiográfica, el antiguo capitán narra algunos fragmentos de su historia, una peripecia vital colmada de sinsabores, de aventuras y de pérdidas, pero también impregnada de una inquebrantable fe y de una desbordante necesidad de vivir, de seguir resistiendo y apostando a la esperanza.

El autor crea un alter ego, el viejo Günter, narrando, en tercera persona, algunos episodios clave no sólo de su propia vida, sino también de la historia contemporánea del país.

Sin la pomposidad ni la fantasía de las clásicas epopeyas literarias de antaño pero conservando el sabor de la aventura, el dramatismo y el impecable manejo de la emoción, el autor relata un puñado de anecdotas, algunas jocosas y otras traumáticas, en un estilo sencillo y siempre frontal.

El autor recrea el momento de su detención, su degradación y la resistencia de aquellos trágicos años, transmitiendo, además, su pasión por el mar y su permanente búsqueda existencial.

Esa compulsiva vocación lo llevó, ya bastante mayor, a comenzar una nueva carrera dentro de la navegación, esta vez en la marina mercante, en la que comenzó su actividad desde el llano.

En un estilo intimista, emotivo pero sin caer en lo melodramático, Oscar Lebel, ayudado por el entrañable viejo Günther, invita al lector a compartir su vida, sus sueños y hasta sus decepciones.

En ese contexto, conforma una obra de innegable valor histórico, pero también de plausible virtudes literarias, de la cual se puede extraer más de una enseñanza.

En un tono emotivo pero nada grandilocuente, “El viejo Günter” es una obra que retrata victorias y fracasos, virtudes y miserias.

En esta novela autobiográfica, el narrador reivindica el sacrificio de la resistencia a la adversidad, mediante un discurso a menudo testimonial.

Oscar Lebel reafirma su indeclinable convicción y principios éticos, corroborando que, aún en las situaciones límite, es posible vivir plenamente. *

(Ediciones Cauce)

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje