ARTE

Inauguran Martín Sastre, Flor Garduño y Canogar

Las exhibiciones se inician mañana martes a las 18.00 horas con el estreno absoluto en Uruguay de Trilogía Iberoamericana, de Martín Sastre. Montevideano, a los 28 años recibió en ARCO, la feria de arte madrileña, en 2004, por un lustroso jurado internacional, el premio a uno de los tres videos que serán conocidos en el Museo Nacional de Artes Visuales. Realizados en 2004, Trilogía Iberoamericana está integrada por los videos: Videoart: The Iberoamerican Legend- Año 2492, la ultrarrealidad provoca el colapso de Hollywood y la Era Iberoamericana está a punto de comenzar; Montevideo: The Dark Side of the Pop- Año 2092, una adolescente europea superdotada es enviada a Montevideo para estudiar el futuro de Occidente y Bolivia 3: Confederación Next- Año 2876, Martín Sastre versus Matthew Barney, la guerra por el control de la ficción acaba de comenzar. La visión de los tres videos, que hasta ahora se han proyectado aisladamente, (cada uno tiene una duración de 15 minutos) permitirá observar el proceso de creación y la estructura del discurso del artista.

Integrante del Movimiento Sexy (Julia Castagno, Paula Delgado, Daniel Umpiérrez, Federico Aguirre) que tuvo breve e intensa participación en la pacata escena montevideana en 2002 y aún aunque subsiste, sus integrantes se manifiestan de manera individual, Martín Sastre adquirió notoriedad internacional, preferentemente en España, donde reside buena parte del año. Los videos están atravesados por la ironía, la burla feroz, la demolición de los clisés, la invención de situaciones desopilantes y autorreferenciales. El propio Sastre es el intérprete, revelándose tan buen actor como director. Antes de la proyección, Martín Sastre presentará la trilogía y sus características y se marchará de inmediato a Alemania a disfrutar de una beca.

Fotógrafa mexicana

El mismo martes, pero a las 19.30 horas, se inaugurará la muestra de Flor Garduño, fotógrafa mexicana nacida en 1957. Estudió en la Academia de San Carlos y a partir de 1976 se orientó hacia la fotografía, vinculándose al taller de la artista húngara Kati Horna. Discípula de grandes maestros de la fotografía azteca (Manuel Alvarez Bravo, ya conocido en Montevideo el año pasado, y Mariana Yampolsky), Flor Garduño siguió, al principio, los cánones de sus maestros, marcados por el documento antropológico teñido de acentos oníricos. A partir de los ochenta, contratada por el gobierno mexicano, realizó trabajos en lugares remotos del país y diversas regiones de latinoamericanas realizando un registro paisajístico y humano. De ahí surgió Testigos del tiempo, una serie que recorrió más de cuarenta museos del mundo. En los noventa, Garduño se orientó a explorar una zona más íntima, sensual y lúdica. En la retrospectiva que se presentará el martes, titulada Flor, se reúnen 62 fotografías de 16 x 60 cm., tomadas entre 1983 y 2002, que la propia artista caracteriza como “un diario o un libro de apuntes sobre mis fantasías”, en las que registra el cuerpo femenino como centro de un entorno natural, que se trasforma, se vuelve fruta, pájaro, sombra, piedra, flor. La muestra es auspiciada por la embajada de México.

Pintor español

El jueves, a las 20.00 horas, le corresponde inaugurar a Rafael Canogar, en el programa Arte Español para el Exterior del Ministerio de Relaciones de Asuntos Exteriores de España para la promoción del arte contemporáneo. Figura emblemática del movimiento madrileño El Paso, surgido en 1957, y uno de los pocos sobrevivientes, Canogar nació en Toledo en 1934 y estudió con el maestro Vázquez Díaz. Se caracterizó en los cincuenta por un informalismo matérico y gestual de fuerte intensidad expresiva, con predominio del negro que luego sustituyó por la figuración en un intento de apresar la alienación del hombre contemporáneo en la sociedad consumista, volver a la abstracción decididamente geométrica en 1976, retornar a la semifiguración en los ochenta y más adelante afirmar nuevamente la abstracción y el empleo del collage. “He odiado repetirme, escribió, copiarme a mí mismo, razón que puede explicar mis diversos cambios. He intentado que siempre mi obra fuese una herramienta de comunicación, que fuese vehículo de trasmisión de ideas, un posicionamiento ético al mismo tiempo que estético. Una obra que quedó marcada por la dictadura y mi condición de español, pero que se reencuentra una vez alcanzada una normalidad democrática”.

La muestra es itinerante (estuvo en Buenos Aires el año pasado) y es de carácter retrospectivo, reúne numerosas obras de toda su trayectoria. Se editó un importante catálogo bilingüe (español-inglés) de 132 páginas con numerosas fotografías y textos de diversos críticos (Bonet, Crispolti, Aguilera Cerni, Calvo Serraller, Nieto Alcaide) y del propio artista.

El arquitecto Frank Gehry

En el ciclo de video dedicado a la Arquitectura contemporánea (sábado y domingo a las 17.00, Museo Nacional de Aretes Visuales, entrada gratuita) se proyectarán dos obras. Una, referida a La ciudad de Londres con el registro de los trabajos de César Pelli (Canary Wharf), Richard Rogers (Banco de Datos de la Agencia Rogers, Banco Lloyds), Nicolas Grimshaw (Rotativa del Financial Times), Robert Venturi (Estación Waterloo), entre otros, de una duración de 30 minutos. Como primicia, una visión de Frank Gehry, el famoso arquitecto deconstructivo, difundido mundialmente a partir del Museo Guggenheim de Bilbao. El video tiene una duración de 35 minutos.

Otras novedades de la semana

Una semana sumamente agitada. También el martes, el Centro Cultural Dodecá habilitará Huertos de Beatriz Battione, a las 19.30 y el miércoles Interpretazione dantesche, grabados de autores contemporáneos inspirados en la obra del poeta (Biblioteca Nacional, Sala Acuña de Figueroa), a las 19.30, con auspicios del Instituto Italiano de Cultura. El jueves, en Galería Del Paseo se hospedará el peruano Lorenzo Osores, auspiciado por la embajada de Perú y el sábado, al mediodía, Lacy Duarte en el Cabildo de Montevideo con una instalación.

Mientras tanto, corre el brevísimo plazo dado a los artistas para la presentación de carpetas al Anual Municipal de Artes Visuales 2004 (25 y 26 de octubre en el Centro Municipal de Exposiciones, Plaza Fabini) con las mismas bases extensas, confusas y limitativas del año anterior, ahora con una denominación que omite el término Salón (mala palabra) que se asemeja a una adivinanza. Algo raro ocurre en el Departamento de Cultura de la IMM y en sus asesores, que se hace extensivo a la confección del doble jurado y un veedor. ¿Quién dijo arbitrariedades, elitismo o falta de cristalinidad y democracia? Honni soit qui mal y pense. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje