ENTREVISTA EXCLUSIVA LARED21

Diego Naser: “El SODRE nunca tuvo tantas oportunidades como ahora”

El Maestro Diego Naser, recientemente designado como director musical y artístico del SODRE, habló en exclusiva con LARED21, y explicó su perspectiva y expectativas sobre la labor que le competerá a partir de 2018.

Maestro Diego Naser
Maestro Diego Naser

¿Cómo recibió la noticia de su designación en el puesto?

La recibí con responsabilidad y sabiendo que había un trabajo muy fuerte por hacer, la ministra Muñoz depositó su confianza en mi y en este proyecto global para la institución, otorgando un respaldo más que necesario para llevarlo a la práctica.

Con la Ministra Muñoz y el Consejo directivo del SODRE estamos a toda máquina hablando muy claro y siguiendo un rumbo muy bien definido de trabajo y de gestión que involucre, potencie y fortalezca a todas las áreas de la institución SODRE, sabemos que no será fácil pero lo bueno es que tenemos ideas claras y un proyecto muy definido que requiere de la colaboración, entendimiento y generosidad de todos los involucrados.

Más allá de esto, me hace feliz que se me otorgue la posibilidad de aceptar el desafío de reordenar a la institución ya que la conozco y me he criado en ella como músico desde mis 14 años, primero en la orquesta Juvenil, luego como Violín estable de la Ossodre y a mi regreso de Alemania como violinista contratado en el conjunto de cámara, puesto que tuve que dejar porque ya no era compatible con mi carrera internacional.

La Ossodre, cuerpo que usted dirigirá a partir de 2018 paralelamente a la dirección artística de la institución, ha sido cuestionada en reiteradas ocasiones y por diferentes motivos, entre ellos por tener “cortas jornadas laborales”, por “no favorecer al desarrollo de la institución” o “no convocar público”, como impactará esto en su gestión y como lo evalúa?

Muy buena pregunta. El proyecto SODRE implica un entendimiento y una visión integral de la situación actual, para ello es fundamental abandonar egos e intereses personales además de que se deben analizar los datos reales y numéricos de una forma muy objetiva.

Debemos partir de la base que todo es posible sobre los principios de generosidad, tolerancia y trabajo, habrá momentos en los que por ejemplo la orquesta deba sacrificar algo en pos de otro cuerpo estable y viceversa, pero en el caso de la orquesta por ejemplo, se tiene eso muy claro y de hecho, históricamente ya ha asumido muchos compromisos en pos de lograr que los espectáculos salgan adelante, incluso cuando tuvo que pasar por encima de su propio reglamento de trabajo vigente, cosa que en pocos lugares se estaría dispuesto a hacer, por ese lado estoy seguro de que cuento con entendimiento y compromiso.

Respecto a las jornadas de trabajo, la OSSODRE tiene los tiempos estándar de trabajo de cualquier orquesta del mundo y de la región, no hay mucho que agregar en este punto, simplemente se cumple con una especie de regla internacional, los ensayos, son de tres horas con una pausa de media hora, a eso hay que sumarle el tiempo de estudio, un músico no puede sentarse a tocar cualquier cosa que le pongan en el atril sin estudio previo por más de que haya estudiado su instrumento desde niño, tal y como se ha declarado erróneamente en otras oportunidades, el músico debe estudiar, lo mismo, el coreuta o el director, en mi caso particular, como violinista, violista y director de orquesta puedo dar fe de que para dirigir estudias durante varias semanas una obra que en el escenario sonara durante quizá unos 20 minutos, como instrumentista te lleva incluso más.

Respecto al segundo punto, “la orquesta no favorece al desarrollo de la institución”, es imposible sostener tal argumento, la orquesta es un elenco que la institución utiliza para casi todos sus espectáculos, Ballet, Opera, Sinfónico-Corales y Sinfónicos, etc, de hecho cada área de la institución dispone de un presupuesto operativo propio que le permite realizar sus producciones, tenemos un presupuesto global que se distribuye por áreas, las producciones más costosas son obviamente las producciones de Opera y de Ballet, por el despliegue escénico y de vestuario que requieren, además de artistas en escena, pero para poder lograr esto, ocurren varias cosas, una es la inversión que desde el gobierno se está dispuesto a hacer para lograrlo, así como el público que compra la entrada, otra cosa importante es en el caso particular, la gestión de Bocca para conseguir sponsors y auspicios, cosa que él hace realmente muy bien y por el otro lado tenemos a la orquesta sinfónica que participa de varias de las producciones y que cede su porción de recaudación en pos de que todo esto se pueda realizar y se acerque lo más posible a empatar el costo operativo de los espectáculos en cartel, yo creo que esto debe ser reconocido y lo califico como un gran aporte al desarrollo de la institución por parte de la Ossodre, viendo todo esto y la pluralidad de ingredientes aquí enumerados, queda claro que el Sodre es una obra entre todos.

Debemos entender los presupuestos y los objetivos de forma más generosa y global, ya que es del presupuesto operativo asignado a cada cuerpo que depende la cantidad de espectáculos que éstos puedan realizar, no es una cuestión de querer o no y mucho menos de no querer trabajar.

El interés de cada uno debe ser el interés de la institución, por más de que en teoría creamos que podemos prescindir del otro en la práctica no es real pero es cierto que es muy difícil visualizarlo claramente.

Respecto al tercer punto, cuando la orquesta tuvo una programación interesante por ejemplo en la época del Mtro. Lano, con una cantidad de conciertos sinfónicos considerable y programas comprometidos y arriesgados, los conciertos estaban abarrotados de gente y la orquesta tocaba prácticamente cada semana, pero eso no es responsabilidad de la orquesta, los músicos no deciden ni sobre lo que tocarán ni sobre la programación, aunque hace unos semanas atrás me consta que lamentablemente se vieron obligados a rechazar una programación para 2018 muy discreta y con escasos conciertos en el auditorio.

De todos modos, esto es muy positivo, ya que indica que la orquesta quiere tener desafíos y lucha por trabajar incluso más, es entonces cuando pienso que las apariencias engañan.

Pero el proyecto es mucho más grande y global, más allá de la OSSODRE y del BNS tenemos un Coro nacional con el cual ya estamos trabajando en delinear muchos proyectos conjuntos y propios, también estoy trabajando con la orquesta Juvenil que es nuestro semillero de futuros integrantes de la OSSODRE, cosa que quedó demostrada en varios concursos pasados para músico extra de la OSSODRE, donde un altísimo porcentaje de los ganadores eran o habían sido integrantes de la Juvenil, eso es una ganancia enorme para el SODRE ya que está formando nuevos artistas y a algunos otros que sin pretender profesionalizarse reciben una guía y formación artística en la institución, también tenemos la actividad del conjunto nacional de música de cámara con el cual el sodre abarca muchísimos conciertos destinados al interior del país y a la creación de nuevos públicos a través de un sin número de conciertos didácticos.

Por otro lado están también las escuelas del SODRE que son de fundamental importancia para nosotros ya que trabajan con lo más importante que tenemos, nuestros jóvenes, que serán los gobernantes del futuro.

Por todo esto, es obvio que estamos frente a una institución donde el trabajo duro está a la orden del día, pero debemos analizarla realmente en profundidad para entender su importancia.

Le hago una pregunta compuesta. Usted hacía mención a los presupuestos operativos de cada cuerpo estable. ¿A qué se refiere específicamente con ello? Por otro lado, usted ha dicho en otros medios, que el Sodre está en un momento ideal para realizar grandes cambios ya que nunca tuvo tanto presupuesto, contrario a lo que los mismos Julio Bocca y Martín García han opinado reclamando al Sodre incluso más agilidad en su gestión y señalando una supuesta gran fractura interna.

Bueno por supuesto que opino diferente, el SODRE nunca tuvo tanto presupuesto, eso es una señal de que el gobierno de turno está apostando por el arte y la institución, esto que digo no es algo infundado ya que cuando una ve el desglose de los números y presupuestos de forma global, ve que hay dos clases bien diferenciadas de presupuestos, unos son los presupuestos operativos asignados a cada cuerpo estable que son los que nos permiten pagar artistas invitados, partituras, escenografías, telones, etc., este presupuesto a veces se puede llegar a empatar con taquilla y sponsors pero el otro presupuesto es el de recursos humanos y este nunca se empata, es ahí donde se ve la inversión que se hace desde el pais, la administración y el gobierno.

Por esta razón digo que el SODRE nunca tuvo tantas oportunidades, porque nunca en la historia se le asignó tanto pero a veces no se distribuye dentro de la institución de la manera más eficiente posible, vamos a modificar eso por el bien de todos.

Por otro lado y respondiendo su pregunta, cómo se puede hablar de no tener un rumbo claro en el Sodre cuando los números y los presupuestos indican absolutamente lo contrario?

cómo se puede hablar de la lentitud del estado en decidir?, si hace tan solo 7 años no teníamos ni Auditorio Nacional ni un Ballet Nacional fuerte ni a el mismo Bocca contratado, parece que yo estuviera defendiendo al gobierno, pero en realidad no, sólo estoy analizando la realidad objetiva y demostrable a partir de la historia y la matemática, todo esto es un logro de todos los uruguayos, 7 años es un periodo minúsculo de tiempo para la gestión de una institución nacional, es por eso que también he dicho, que los tiempos institucionales no responden a los tiempos personales y si hay algo que reconocer en nuestro país es que la estabilidad que tenemos se debe a que los gobiernos de todos los colores han apostado siempre por suerte a mantener esa institucionalidad, eso nos hace también muy atractivos, por suerte, para muchos y muchas y gracias a eso vienen y se establecen aquí y son necesarios y bienvenidos.

Respecto a la fractura interna, todo lo antedicho y demostrado me exime de continuar explicando que esto simplemente no es así.

Cómo han sido estos primeros días posteriores a su designación?

En estos días pasados me he reunido con cada uno de los cuerpos estables de la institución y de parte de todos he recibido la misma respuesta, motivación por la nueva propuesta, apertura al dialogo, proactividad y ganas de sacar esto adelante, hablé uno por uno con cada gerente de área desde la tecnica hasta recursos humanos y con cada director artístico de cada cuerpo estable, y la respuesta fue de inmediato motivación, entusiasmo y cooperación, lamentablemente no he podido reunirme aún directamente con el Mtro. Bocca, ya que se encontraba en Hong Kong representando al SODRE con una producción hecha en Uruguay, bajo los auspicios del BNS y los artesanos, los tecnicos y los talleres del auditorio, realmente un lujo, pero no tengo dudas de que a su regreso vamos a hablar y su aporte será muy importante también, de todos modos sé que está al tanto de todo lo que viene ocurriendo ya que me he reunido en reiteradas ocasiones con la gerencia del Ballet que tiene una excelente disposición al diálogo y a la negociación, no dudo en que vamos a llegar a acuerdos muy importantes para todos con madurez gerencial e institucional y visión de largo plazo.

Entre todos vamos a hacer que los elencos converjan en un destino promisorio para cada área de la institución.

¿A qué proyectos y propuestas ya iniciadas va a darle continuidad, y qué nuevos proyectos pensaría implementar tras asumir el cargo?

Hay algunas obras que interpretará la orquesta que ya estaban previstas y que considero muy buenas así que las dejaré por supuesto en cartel, lo bueno hay que mantenerlo y entre todos mejorar lo que haga falta, por otro lado hablaré con Julio para evaluar la problemática que plantea y poder solucionar lo que haga falta y que pueda él también de la manera que sea, continuar con sus logros y triunfos en este próximo año sea donde sea que él decida estar.

En 2018 arrancamos por primera vez en varias décadas con una programación de todos los cuerpos estables tan intensa, que nos vamos a estar casi empujando por conseguir cada fecha libre en el auditorio (que ya casi no hay), esto es un logro enorme que responde a las necesidades de la institución, a las coordenadas del MEC y de la Ministra así como al plan de trabajo del consejo directivo del SODRE y de esta nueva dirección artística.

Próximamente anunciaremos la temporada de institucionalmente.

¿Cree que hay una “crisis” como se ha dicho en tantas ocasiones?

Definitivamente NO. En todo caso falta diálogo, y el diálogo solo se da cuando se parte de bases iguales, en una relación de poder no existe el diálogo, el Mtro. Daniel Barenboim siempre nos dice, la base para cualquier tipo de diálogo, es que se realice desde la base de la igualdad.

Que planes tiene de futuro y como compatibilizará su carrera internacional con el SODRE?

Esa es la pregunta del millón (risas), bueno la ministra y el consejo directivo han tenido la visión unánime de instarme a continuar con mi carrera profesional fuera de fronteras, entendiendo que esto será de gran aporte y prestigio para la institución así como para la orquesta, un artista debe reciclarse permanentemente y como director debe tener siempre algo interesante que aportarles, esto se obtiene de la interacción con elencos de otras latitudes también, por lo pronto tengo varios compromisos de dirección de conciertos en Europa y America Latina, por otra parte estoy aguardando por una noticia explosiva que voy a contarla próximamente.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje