PREMIOS MOROSOLI

El premio Morosoli de oro es para Washington Benavides

La noche del sábado 6 de diciembre, en el Teatro Lavalleja de Minas, se llevó a cabo la vigésima entrega de los premios Morosoli a la cultura uruguaya

Premios Morosoli 2014 en reconocimiento a personalidades de la cultura uruguaya

Los premios Morosoli, organizados por la Fundación Lolita Rubial, cumplieron sus veinte años reconociendo la labor de  medio centenar de personalidades y proyectos que destacan por su quehacer en la cultura nacional.

Con el tradicional Teatro Lavalleja de Minas colmado, la ceremonia abrió con un espectáculo musical a cargo de Yábor. A continuación, siguieron las palabras de Gustavo Guadalupe (el secretario ejecutivo de la Fundación Lolita Rubial), Ricardo Ehrlich (Ministro de Educación y Cultura) y Adriana Peña (intendenta departamental de Lavalleja).

Hubo medallas en homenaje para Carlos Paez Vilaró, recibida por la hija del artista, también artista plástica –Agó Paez Vilaró-, que se mostró visiblemente emocionada por el reconocimiento, y señaló en su mensaje de agradecimiento que uno de los legados de su padre fue “cada cosa que toquemos, hay que mejorarla”. A su vez, se homenajeó con medallas a Mtro. Tito Barbón (bailarín y coreógrafo), Dr. Aldo Pérez Riera (destacado médico), Dr. Recaredo Ugarte Mórtola (destacado médico veterinario), Hugo Rocha (periodista, crítico de cine), Ronald Melzer (periodista crítico de cine), Oribe Irigoyen (periodista, crítico), Jaime Costa (periodista, crítico)

Proyectos institucionales

Los Morosoli institucionales fueron un reconocimiento para programas que se destacaron por su aporte en las áreas: economía, ciencia y tecnología, agropecuaria, promoción y defensa del patrimonio cultural, derechos humanos, artes plásticas, diseño, música, artes escénicas y letras.

En ese sentido, los proyectos que recibieron este importante reconocimiento fueron: Las Jornadas anuales de Economía del Banco Central del Uruguay (economía), Grupo de Trabajo AntelSat (ciencia y tecnología), As. Civil Educampo y Programa de conservación de suelos de la Facultad de Agronomía (agropecuaria), Proyecto Sistema Nacional de Museos de Dirección Nacional de Cultura –MEC (promoción del patrimonio cultural), Plan Caif (derechos humanos), Taller Malvín y Colectivo Escala Humana (artes plásticas), Empresa Precarí (diseño), Ciclo Audiovisual Autores en vivo AGADU (música), Escuela del Actor/ Telón rojo, Institución teatral El Tinglado, Realización cinematográfica “Mr. Kaplan” (artes escénicas), producción documental “El padre de Gardel” (artes escénicas), Taller Literario de la Intendencia de Artigas y Taller literario de Urbano espacio cultural, Dirección Nacional de Cultura-MEC (letras).

Bronce y plata

Los Morosoli de Bronce fueron para Pedro Abdala en reconocimiento a su obra en artes plásticas, Horacio Cavallo, por su obra narrativa en el área de las Letras y Gabriel Delacoste por su destacado trabajo como investigador.

Los Morosoli de plata reconocieron la labor de: Pilar González, Virginia Techera, Nicolás Márquez, Diego Vidart, Diego Jourdan (artes plásticas); Miguel Marozzi, Víctor Santurio, Miguel Angel Nemer (música); Fernando Aínsa, Elder Silva, Jaime Monestier, Mauricio Rosencof (letras); Margarita Musto (artes escénicas); Juan Carlos López (radio); Yamandú Acosta (filosofía); Carlos Zubillaga (cs. sociales); Mabel Rivero de Arhancet (cs. jurídicas), Julia Galemire (promoción y difusión cultural), Virginia Martínez (gestión cultural), Mariano Arana (arq. y urbanismo), Jorge Bossi, Gabriela Bordadehere y Alberto Folle (agropecuaria), Máximo E. Drets y Ana Denicola (Ciencia y tecnología) y Mariano Celano Meyer (informática)

Morosoli de oro para el “Bocha” Benavides

El premio mayor en reconocimiento a su destacada labor se la llevó el escritor Washington Benavides. Más conocido como “El bocha”, Benavides nació en Tacuarembó, en el año 1930, gran impulsor del canto popular durante la dictadura, sus textos han sido versionados por una variedad de músicos entre los que se encuentra Daniel Viglietti, Eduardo Darnauchans, Alfredo Zitarrosa, Numa Moraes, Larbanois-Carrero.

Tuvo además una extensa carrera como docente, primero en secundaria y luego en el Departamento de Letras Modernas de la Facultad de Humanidades.

Entre sus libros, destacan:

Tata Vizcacha (edición del autor, 1955; reeditado por Yaugurú, 2012)
Las milongas (1965)
Los sueños de la razón: 1962-1965 (Revista Siete Poetas Hispanoamericanos. 1967)
Poemas de la ciega (Ediciones de la Banda Oriental. 1968)
Hokusai (1975)
Fontefrida (Ediciones de la Banda Oriental. 1978)
Finisterre: sextinas, canciones y prospectos (1977-1984) (Ediciones de la Banda Oriental. 1985)
Tía Cloniche (Ediciones de la Banda Oriental. 1990)

Lección de exorcista (Ediciones de la Banda Oriental. 1991)
El molino del agua (Premio Nacional y Municipal. 1993)
La luna negra y el profesor (1994)
Los restos del mamut (Ediciones de la Banda Oriental. 1995)
Canciones de Doña Venus: (1964 – 1972) (Ediciones de la Banda Oriental. 1998)
El mirlo y la misa (Ediciones de la Banda Oriental. 2000)
Los pies clavados (Ediciones de la Banda Oriental. 2000)
Biografía de Caín (Ediciones de la Banda Oriental. 2001)
Un viejo trovador (Ediciones de la Banda Oriental. 2004)
Diarios del Iporá (Corelato Editoras. 2006)
Amarili y otros poemas, de Pedro Agudo (2007)
Tanta vida en cuatro versos. Un cancionero (Solazul ediciones. 2013)

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje