Y lloró el bandoneón

Ayer falleció Donato Racciatti

Músico, director, compositor y tanguero de alma, desarrolló toda su carrera artística en Montevideo, el interior de nuestro país y en varias provincias argentinas, donde contaba con una infinidad de seguidores.

Con su ritmo muy sencillo donde primaba un sonido picado, alegre, rápido y eminentemente bailable, por más de cincuenta años fue un suceso rotundo en las pistas de baile, donde muchos disfrutaban de ese peculiar estilo, que intentaba reflejar lo que hacía Juan D’Atienzo en Buenos Aires.

Formó su agrupación en 1948, después de haber hecho sus primeras experiencias en el conjunto “Los Brujos”, en la agrupación Laurenz – Casella y de apoyar las actuaciones de Luis Alberto Fleitas como cantor solista.

Por su orquesta desfilaron los más destacados vocalistas uruguayos y dentro de una extensa nómina se citan siempre los nombres de Nina Miranda, Olga del Grossi, Carlos Roldán, Félix Romero, Víctor Ruiz y Elsa Morán.

En la década del cincuenta se puso junto con su orquesta al frente de varias comedias musicales, haciéndose acompañar por destacadas figuras del radioteatro de aquellos años, como Mario Rivero, Juan Casanova y Julio Puente. Barrio de luna y tamboril y Muchachos que peinan canas fueron las dos de mayor éxito.

Participó en varias giras por Japón en donde era una figura de éxito asegurado.

Grabó infinidad de discos en sellos uruguayos y argentinos, pero su figura y su recuerdo estarán siempre ligados a sus registros con Nina Miranda en Sin estrellas y Tu corazón.

Estaba internado desde mediados del mes de mayo con serios problemas cardiovasculares y en rigurosa terapia intensiva, cuando se aprestaba a cumplir sus 83 años en el próximo mes de octubre.

Sus restos son velados en Empresa Martinelli (Canelones 1450), Sala 104 y el sepelio será hoy a las 13.45 en el Cementerio del Buceo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje