"La Demora", de Rodrigo Pla

La magnífica actriz uruguaya Roxana Blanco obtiene el gran premio del Festival de Biarritz en actuación femenina

La película argentina "De martes a martes", ópera prima de Gustavo Triviño, que plantea un dilema ético, conquistó el sábado el Gran Premio El Abrazo del Festival de Biarritz (sur de Francia), donde tuvo su estreno mundial.

Roxana Blanco

La aplaudida película de Triviño retrata a un trabajador de una fábrica de mala muerte, obsesionado por la musculación, y que para realizar su sueño de poner un gimnasio opta por silenciar una violación, prefiriendo la extorsión.

“Me tomó 16 años hacer esta película”, dijo Triviño, que contó que trabaja “detrás de una cámara hace 18 años, pero para otros cineastas”.

Uno de sus mayores retos fue hallar al protagonista, sobre quien reposa toda la película, señaló el realizador, que confió el rol a Juan Pinto, que no es un actor profesional. Y a juzgar por el premio atribuido por el Festival de Biarritz, que es la referencia del cine latinoamericano en Francia, no se equivocó.

“Lo único que espero es que no me lleve otros 16 años hacer una película”, dijo el realizador argentino, que contó a la AFP en Biarritz que el punto de partida de su cinta, que plantea un dilema ético, es una violación que sufrió una colega de su esposa.

La cinta cubana “Juan de los muertos”, una sátira política de Alejandro Brugués, que se atreve a explorar el género de cine de horror, y que derrama ironía y humor negro, conquistó el Premio del Jurado.

El premio de interpretación femenina fue atribuido a la magnífica actriz uruguaya Roxana Blanco, por su rol en “La Demora”, una coproducción de México y Uruguay dirigida por el uruguayo Rodrigo Plá, que está basada en un cuento de Laura Santullo.

Blanco interpreta a María, una mujer separada, madre de tres hijos y obrera en una fábrica de textiles, que debe cuidar de su padre desmemoriado, Agustín. Y que un día ya no puede más y decide olvidarlo en un parque.

El español Luis Tosar ganó el premio a mejor actor por su rol en “Operación E”, una coproducción de España y Francia filmada en la selva colombiana, en la que interpreta a un campesino víctima del conflicto armado de ese país.

El campesino se convierte en un momento en una pieza clave de las negociaciones -el famoso “Operativo E”- para liberar a tres rehenes de las FARC, entre ellos un bebé, Emmanuel, que le dejaron a su cargo, y del cual ha perdido la huella.

“Estaba aterrado” con la idea de interpretar a un campesino, confesó el actor en Biarritz, donde dedicó la película a “todas las víctimas de conflictos armados en Colombia y en América Latina”.

El Premio del Público recompensó a “Sofía y el Terco”, ópera prima del colombiano Andrés Burgos Vallejo, protagonizada por la actriz madrileña Carmen Maura, que interpreta a una mujer que se cansa de que su esposo “terco” no la lleve a conocer el mar, y se lanza ella sola a la aventura.

Además de Maura, participan en esta fábula poética y silenciosa los actores colombianos Gustavo Angarita Pantoja y Constanza Duque. La hermosa fotografía es firmada por Manuel Castañeda.

El premio El Abrazo al mejor cortometraje fue para “Temporada seca”, del mexicano Diego Rivera-Kohn, que cuenta la historia de Domingo, quien después de la muerte de su mujer debe afrontar la soledad, que parece aún más terrible en medio de esos paisajes bellísimos de la costa mexicana.

El premio El Abrazo al mejor documental honró “El Etnógrafo”, del argentino Ulises Rosell, que sigue los pasos de un antropólogo inglés que pasó buena parte de su vida estudiando la cultura de los indios Wichi, cerca de Salta, en el norte de Argentina.

El jurado de cine documental atribuyó una mención especial a “Uno al otro”, de la cubana Milena Almira. La autora del cortometraje “El Grito”, que ha ganado premios en varios festivales, aborda en este documental la historia de una joven pareja cubana, a quien los obstáculos acercan, en vez de alejar.

El premio del público a mejor documental coronó “La Máquina Loca”, del mexicano Emilio Maillé, que es un tributo al primer gran cinefotógrafo de América Latina, el mexicano Gabriel Figueroa.

Maillé, realizador de largometrajes de ficción como “Rosario Tijeras”, da en su filme la palabra a una treintena de cinefotógrafos del mundo entero, que analizan la mirada y estética de Figueroa, cuyos legendarios claroscuros convirtieron en míticas a películas como “Los Olvidados”, de Luis Buñuel, y “María Candelaria”, de Emilio Indio Fernández.

El jurado del Festival de Biarritz estuvo presidido por la actriz Alexandra Stewart. Lo componían también el músico chileno Angel Parra, el escritor colombiano Santiago Gamboa y la cantante Carmen María Vega, francesa de origen guatemalteco-salvadoreño.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje