EL SELLO AYUI TACUABE EDITO UN VALIOSO DISCO ANTOLOGICO DE ALBERTO MASTRA

El rescate de un eslabón perdido

Fue músico, compositor, poeta, cantante y guitarrero zurdo, que nunca cambió la disposición del encordado, por lo tanto las seis cuerdas ocupaban una posición inversa a la habitual. Los acordes se hacen de arriba para abajo y por lo tanto no con el pulgar, sino con los dedos índices o medio. Asimismo los bajos de la quinta y sexta cuerda eran cuidadosamente tratados por los dedos índice, medio y anular. Mientras que el dedo pulgar era el que punteaba en la primera segunda o tercera cuerda, que quedaban arriba, logrando unos efectos tímbricos y rítmicos diferentes que sorprendían a estudiantes y profesores de conservatorios.

Muchas de las composiciones de Alberto Mastra fueron registradas por las orquestas de Aníbal Troilo, Pedro Laurenz y Carlos di Sarli y por destacados cantores de tango: Roberto Goyeneche, Alberto Podestá, Edmundo Rivero, Raúl Berón y Lágrima Ríos.

Alberto Mastra/Con permiso, es un CD de Ediciones Ayuí/Tacuabé presentado oficialmente en el marco del XV Festival Internacional Viva el Tango, realizado en la primera quincena de diciembre en Montevideo.

Según lo que manifestó en esa oportunidad uno de los directivos del sello, el músico Mauricio Ubal: “Además de lanzar a nuevos artistas, Ayuí/Tacuabé tiene el deber de recuperar registros que forman parte del patrimonio cultural de nuestro país”.

Vaya si lo es este CD. Son un total de diecinueve grabaciones, la mayoría compuestas por Mastra entre los años 1936 y 1955. Algunas son verdaderas piezas de antología, como las milongas “Con permiso” y “Miriñaque” y en todas encontramos a un excepcional ejecutante de guitarra, con un particular timbre de voz. A una figura que rescata con sensibilidad y hondura, el ritmo, el sabor y la frescura de las milongas del ayer montevideano.

Según el folleto que acompaña la placa, estas grabaciones fueron realizadas, sin precisar la fecha, en la casa del guitarrista Abel Carlevaro en presencia de su hermano Agustín y del cantante Adolfo Berta. La guitarra utilizada por Mastra fue una Santos Hernández, propiedad del maestro Abel Carlevaro.

Después de más de veinticinco años de fallecido Alberto Mastra, es digna de destacar la inquietud y la tarea del sello editor, jugándose por rescatar a importantes valores artísticos de nuestro medio, para que los conozcan las futuras generaciones. Vale la pena tenerlo y disfrutarlo. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje