SANTA RITA RECIBE MAYORITARIAMENTE LA DEVOCION DE LAS MUJERES

Patrona de los imposibles

La comunidad religiosa conmemora hoy el día de la “patrona de los imposibles” y los casos desesperados. Santa Rita es, de todas las santas en nuestro país, quien recibe en su día más público femenino. Si bien se le ruega por trabajo y salud son también característicos los pedidos por embarazos complicados y esterilidad, además de los rezos de mujeres jóvenes por amores difíciles.

Esta santa también es conocida como protectora de la paz y el perdón y patrona del barrio Ituzaingó que hoy cumple 70 años de identificación con la beata. En esta jornada el Santuario de la calle Besares 3567 inaugura “el íntimo templo de la Santa” con una réplica de su cuerpo en un féretro vidriado casi en tamaño natural.

Las actividades comienzan desde tempranas horas de la mañana y se esperan cerca de tres mil personas. Están previstas la misa con bendición de rosas rojas y la procesión de su imagen acompañada de una cuerda de tambores. No se descarta que algún fanático lleve su caballo para que lo bendigan como era tradición en otras décadas cuando funcionaba el Hipódromo de Maroñas que está a punto de reabrir.

Campanas y rosas

Rita nació en el pueblo Rocaporena en la localidad italiana de Casia en 1371. Cuenta la historia que siempre quiso ser monja pero su familia la presionó para que desistiera de esa idea. Fue así que se casó y tuvo dos hijos varones. A los pocos años un hombre asesinó a su marido y más tarde sus hijos fallecieron a causa de una peste de la época. Enseguida decidió ingresar al monasterio para convertirse en monja agustina. A partir de ese momento y hasta su muerte en 1447 Rita se dedica a ayudar a los pobres y asistir a los enfermos y heridos.

El sacerdote de Ituzaingó, Jorge Mastrángelo, explicó a LA REPUBLICA que por haber sido Rita una mujer que ha pasado todos los estados de la vida -soltera, casada, madre, viuda y monja- llegan a ella todas las mujeres no solamente religiosas sino en especial las jóvenes, las que creen imposible llegar a concebir y las que tienen embarazos de riesgo.

La define como una mujer perseverante, dulce pero con determinación y mucho carácter. “No hay santo que no tenga carácter porque para serlo hay que ser muy fuerte”, afirma el sacerdote. Uno de los milagros más famosos ocurrió cuando al momento de su muerte las campanas de todas las iglesias de Casia sonaron al unísono y la habitación, donde estaba Rita, se iluminó al cerrar ella sus ojos. Al mismo tiempo y aunque era pleno invierno las rosas de su jardín florecieron perfumando todo el monasterio. Este es el fenómeno que la identifica con esa flor y por eso se le pide a los devotos que todos los 22 lleven una rosa roja.

Historias

“Yo no era devota de la Santa pero en mi séptimo mes de embarazo sabía que el bebé no estaba bien y recurrí a la iglesia para pedir ayuda. Por suerte la Santa me concedió la gracia de que mi hijo naciera sano. A partir de ese hecho nunca más dejé de visitarla y le dejé sus primeros escarpines” relata Emilia.

Antes del cierre del Hipódromo de Maroñas era habitual ver la plaza de la calle Besares frente a la capilla repleta de caballos pura sangre que esperaban la bendición del párroco previo a la competición.

Incluso hubo un caso de una yegua que fue bautizada con el nombre de “Santa Rita” . En el anecdotario quedó que esa potra ganó varias carreras.

Julio Peralta entrenador de caballos de carrera en Maroñas desde hace más de treinta años reconoce haber llevado a una yegua a la iglesia para que recibiera la bendición en busca de una mejor performance. Peralta cuenta hoy que esa yegua corrió mejor.

La iglesia

El Templo Parroquial de Santa Rita está ubicado en la intersección de la calle Besares y Mariano Estapé en pleno barrio Ituzaingó a pocas cuadras del Hipódromo de Maroñas. La construcción original es de 1855 y en 1984 un incendio provocado por ladrones que saquearon la iglesia la destruyó casi totalmente, salvo las torres históricas que aún permanecen y contrastan con el resto de la construcción moderna.

El interior de la parroquia es de ladrillo visto y madera y tiene capacidad para unas 500 personas sentadas. Pequeña y simple, tiene las características de unas pocas iglesias en el país de poseer la imagen de un Cristo moderno tallado en madera, resucitado y no crucificado, obra del escultor catalán Jaime Escala. El altar principal está casi despojado de imágenes, salvo la de la Santa a uno de sus lados y la de Nuestra Señora del Sagrado Corazón del otro. Resalta un espacio de dos por dos metros cercado por una reja que evoca la capilla de la Santa en Casia donde está el cuerpo de Rita en un féretro de vidrio y que hoy por primera vez será abierto para que los fieles puedan pasar, de a una o dos personas, y rezar de manera más íntima.

Al lado de la estructura de vidrio hay muletas, fotos, tocados de novia y sobre todo escarpines dando cuenta de agradecimientos y promesas cumplidas. El Templo cuenta además con reliquias únicas como un trozo de hueso del cuerpo de la Santa y parte de su hábito de religiosa, elementos que convierten a la parroquia en un santuario arquidiocesano.

Actualmente la iglesia reparte con su obra alimento diario a 120 familias de la zona con la ayuda de 80 vecinos voluntarios. *

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje