Presencia. 171 países se reúnen; las tabacaleras no fueron invitadas

Uruguay es, desde hoy, centro de la lucha mundial antitabaco

Uruguay se convertirá en centro de la atención mundial a partir de hoy, cuando representantes de los gobiernos y organizaciones no gubernamentales de 171 países se reúnan, hasta el sábado 20 de noviembre, en Punta del Este, durante el cuarto encuentro de la Conferencia de las Partes (COP4) del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco.

El debate internacional reunirá a todos los países que suscribieron el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) en 2003, el primer acuerdo negociado bajo los auspicios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que surgió como respuesta a una serie de factores negativos del tabaquismo y su incidencia sobre la salud de la población mundial. En la conferencia, se van a considerar varias directrices: cesación de tabaquismo, precios e impuestos, educación, cultivos alternativamente viables para aquellos países que son productores de tabaco, y control de los cigarrillos electrónicos, entre otros. Para ello, se espera la consolidación de protocolos que los países deberán implementar.

En 2003, los estados parte adquirieron obligaciones legalmente vinculantes en el marco de la legislación internacional, para aplicar leyes, políticas y programas tendientes a reducir la demanda de productos de tabaco. Uruguay fue pionero en la materia y por eso, actualmente, enfrenta un juicio con la tabacalera Philip Morris, que demandó al Estado uruguayo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial, por los presuntos daños causados por las medidas antitabaco, en particular las advertencias sobre los perjuicios ocasionados por el tabaco, que ocupan gran parte de las cajas de cigarrillos, o la imposibilidad de utilizar diversas presentaciones para sus productos en el mercado nacional.

El Producto Bruto Interno (PBI) de nuestro país alcanzó los 31.500 millones de dólares en 2009, la mitad de la facturación de Philip Morris International durante el mismo año, que alcanzó los 62.080 millones.

Esta diferencia de fuerzas ­que fue remarcada en varias oportunidades por el presidente de la República, José Mujica­ ha determinado el apoyo de varias organizaciones internacionales. Por ejemplo, American Cancer Society, Framework Convention Alliance, Campaign for Tobacco-Free Kids, Corporate Accountability International, InterAmerican Heart Foundation e International Union Against Tuberculosis and Lung Disease emitieron en agosto un comunicado en que apoyan la postura uruguaya, y ahora, a horas de inicio del COP 4, la reiteran.

Además, a comienzos de octubre, Campaign for Tobacco-free anunció que solventará los millonarios gastos que implique la primera etapa del litigio contra Philip Morris International, los que podrían llegar a los 200.000 dólares. Pocos días antes, durante su alocución en la 50ª Reunión del Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que se desarrolló en Washington, Estados Unidos, Uruguay pidió apoyo para afrontar el litigio y obtuvo el compromiso de los países participantes.

Finalmente, el viernes pasado, la XXIX Reunión de Ministros de Salud del Mercosur emitió también una declaración en apoyo a Uruguay por su labor en la política sanitaria contra el consumo de tabaco y sus consecuencias en los indicadores de salud.

De hecho, según señaló el ministro de Salud Pública, Daniel Olesker, el jueves a LA REPUBLICA ­luego de reunirse con el jefe de Secretaría del Convenio Marco, Haik Nikogosian, nuestro país aguarda que del COP 4 de Punta del Este surja una nueva resolución de apoyo en el litigio frente a la tabacalera Philip Morris.

En tanto, las tabacaleras agrupadas en la Asociación Internacional de Productores de Tabaco (ITGA, por su sigla en inglés) ­que representan a cultivadores de 26 países­ protestaron en un comunicado que se les haya negado la posibilidad de participar como observadores en la Conferencia, y se oponen a algunas directrices que puedan surgir de la COP 4 (ver recuadro). Asimismo, anunció que una delegación de productores de tabaco llegará a la península “para pronunciarse pacíficamente y plantear su posición” en el marco de la Conferencia de la OMS.

 

Números que impactan

Cada año en Uruguay hay 400 infartos menos entre los jóvenes menores de 45 años, como consecuencia directa de la ley antitabaco existente desde 2006. Es una noticia que se puede contar al mundo y que provoca que desde los ámbitos de la salud mundial consulten a Uruguay para conocer

cuáles fueron las políticas que se aplicaron desde ese año para salvar tantas vidas.

Para ello el médico carmelitano Miguel Asqueta ­considerado uno de los expertos internacionales en la lucha contra el tabaquismo­ es invitado a concurrir por la OMS a distintos foros en diferentes países del mundo. La invitación provino esta vez del gobierno vasco. “Encuentros con la salud” es una iniciativa que surge en junio de 2007 como respuesta a la necesidad detectada de difusión del conocimiento científico en el ámbito profesional, académico y social, así como la promoción de hábitos y conductas saludables en la sociedad. La exigente demanda de conocimientos de la propia sociedad vasca impulsó este proyecto que se ha consolidado como uno de los grandes referentes socios sanitarios de Bizkaia.

El encuentro es promovido por una institución centenaria como la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), el diario “El Correo” y el gabinete de comunicación doctor Comunicación.

Asqueta señaló a LA REPUBLICA que “no sólo somos el primer país de América Latina libre de humo de tabaco, sino que además es donde mejor se ha controlado el seguimiento de las normas y que además ha tenido resultados”.

En Uruguay el cumplimiento de la medida es constatado por estudios científicos que avalan que la prevalencia del tabaquismo descendió del 32 al 25% de en los últimos tres años.

El número de infartos agudos del miocardio bajó 17,5%, lo que traducido en números son unos 400 menos por año. “Ese resultado es brutal y fue avalado en el último Congreso Latinoamericano de Cardiología de setiembre y será presentado en Punta del Este. Sólo eso es motivo para que se aplauda a Uruguay en el mundo”, dijo el médico.

Mientras tanto, el Estado español está atrasado respecto a estas medidas. En 2005 crearon anexos para fumadores en comercios y restaurantes. “Nosotros lo decimos desde que comenzamos: la medida de dejar áreas para fumadores es regresiva, y lo avalan estudios que señalan que esos lugares contiguos a las áreas libres de cigarrillo llevan a los lugares limpios una polución mayor a la que debería existir”, explicó Asqueta, “y una característica del humo del tabaco es que no tiene ningún nivel seguro de exposición”, remarcó.

 

No se perdió plata

No hay pérdidas comerciales como consecuencia de la prohibición de fumar en lugares cerrados. “Hay estudios económicos que lo avalan. Hoy no se venden menos entradas ni hay menos mesas ocupadas porque no se pueda fumar”, afirmó. Asqueta agregó que el turismo de alto nivel exige estas determinaciones porque la Unión Europea ha votado, para 2012, una Europa Libre de Humo de Tabaco.

“La epidemia del tabaquismo en los últimos años ha migrado hacia los sectores sociales bajos y medio bajos en los que la propaganda impacta más, en los que se quiere acceder a ciertos niveles de vida como muestran las publicidades de cigarrillos. Es perverso”, sostuvo.

Hace 100 años el cáncer de pulmón no existía en la mujer y en el hombre estaba en el lugar número 20. “Hoy es el número uno en el hombre y el tercero en la mujer. Nueve de cada 10 hombres que tienen cáncer de pulmón son fumadores, y el tabaco tiene incidencia en muchísimas enfermedades como el cáncer de vejiga, el cáncer de mama, el de intestino, el de colon y el de laringe”.

 

Valentía

Según el médico, “el Uruguay tuvo la valentía de enfrentar a Philip Morris porque el juicio fue presentado a cinco días de asumir el nuevo presidente José Mujica y con un Parlamento nuevito”. “Fueron muy habituales”, concluyó.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje