Trabajadores terminaron obras y se fueron

Quedaron viviendas sin alquilar en Conchillas

Alrededor de 40 viviendas quedaron desocupadas en Conchillas tras el retiro de la empresa Codirel, que desde 2008 venía realizando el nivelado del terreno en Punta Pereira, lugar en donde ahora ­todo parece indicar­ se construirá la planta de fabricación de pasta celulosa perteneciente al consorcio sueco-finés-chileno StoraEnso-Arauco.

Tras apagarse los efectos de la explosión inmobiliaria que en 2008 hizo que se pidieran hasta 1.500 dólares mensuales por el alquiler de una modesta vivienda en Conchillas, en estos días no pasa inadvertida la caída del movimiento que se produjo tras el retiro de los trabajadores argentinos que esta semana entregaron sus casas, luego de finalizado el trabajo.

Según manifestó a LA REPUBLICA la presidenta de la Comisión de Amigos de Conchillas, Gianela Fonte, Conchillas “quedó medio desolado” tras la desocupación de estas viviendas que, con algunas pocas más, conforman el parque edilicio en oferta de alquiler con que cuenta el poblado.

Mientras esperan que se retomen las tareas en el predio de Punta Pereira, los propietarios de viviendas para alquilar en Conchillas aprovechan para refaccionar las casas deshabitadas con la esperanza de volver a obtener buenos alquileres como ocurrió tras la llegada de ENCE “todavía tenemos que esperar hasta diciembre, pero confiamos en que esta vez podremos alquilarlas por más tiempo” señalan los propietarios consultados. Durante estos años muchos se fueron a vivir a la casa de sus padres, a una vivienda más modesta o incluso con los alquileres que obtenían aprovecharon para mudarse a Colonia o Carmelo.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje