Imprimir

"La seguridad alimentaria es fundamento del plan de gobierno"

El encuentro contó con la presencia del ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Baráibar, el representante de la FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación) en nuestro país, Antonio Morales, la responsable del Programa Salud Bucal, María Auxiliadora Delgado y el director del Instituto Nacional de Alimentación (INDA), Uberfil Monzón.

 

Reconocimiento

El ministro de Trabajo reconoció el trabajo de Monzón al frente del INDA, implementando mejoras necesarias para el servicio, como los espacios recreativos en los merenderos, el Observatorio Alimentario, entre otras obras.

Para Baráibar el INDA constituye un ejemplo de integración profesional e interinstitucional y señaló que brinda calidad alimentaria y salud proyectando “mejor empleo a futuro”.

Reconoció la labor de las intendencias municipales, así como la colaboración de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y la FAO. También destacó el papel de la tarjeta magnética en la planificación alimentaria.

La FAO celebró los 64 años desde su creación como organismo de Naciones Unidas y está integrada por 192 países.

 

Crisis y oportunidades

En este marco el representante de la organización, leyó un mensaje del director general del organismo, Jacques Diouf, en el que alude a la incidencia negativa de la crisis mundial en la alimentación de la población mundial.

Plantea además la necesidad de obtener la seguridad alimentaria como prioridad a nivel mundial.

En el documento se establece la esencialidad adjudicada al aumento de la producción de los pequeños agricultores de los países en desarrollo con déficit alimentario.

Morales reconoció el esfuerzo del sector agropecuario de nuestro país a través de programas como “Uruguay Rural”, “Producción Responsable” y el “Observatorio de la Seguridad Alimentaria”.

En este marco, Monzón expresó que la seguridad alimentaria es fundamento del plan de gobierno, a través de los programas llevados adelante por el mismo.

El INDA está presente en todo el país y atiende a 325.000 uruguayos.

Monzón expresó que los niños deben consumir leche fortificada y por eso se han tomado las medidas para conseguir ese objetivo. El director indicó que la crisis no es algo malo, sino una oportunidad para que todos asumamos nuestras responsabilidades.

La actividad contó con la presencia de niños de los centros CAIF y de clubes de la zona y se desarrolló en el refaccionado depósito del INDA en la Ciudad Vieja.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión