Proyecto. Remodelarán la plaza y acondicionarán símbolos de una época

El barrio Punta de Rieles será un museo vivo de la memoria

Desde hace varios años, las mujeres que fueron recluidas durante la dictadura en el Penal de Punta de Rieles, junto a las organizaciones sociales de la zona, iniciaron un movimiento de construcción colectiva de la memoria de toda una época, que ahora tendrá un nuevo mojón con el acondicionamiento de varios símbolos sociales y arquitectónicos de una zona castigada por los problemas sociales y fuertemente estigmatizada. La Diputación de Barcelona, cuyo presidente, Antoni Fogué, visita nuestro país, firmará hoy el acuerdo de cooperación con la comuna y recorrerán el lugar.

Luego de un proceso que incluyó diversos talleres y la publicación de un libro (“Memorias de Punta de Rieles en tiempos del Penal de Mujeres”), el movimiento barrial y las ex reclusas tomaron contacto con la Intendencia de Montevideo (IMM), con el primer propósito de rescatar la plaza ubicada en camino Maldonado y camino Guerra.

En ese pequeño enclave, en épocas de dictadura, los familiares de las presas se bajaban del 4 y caminaban varias cuadras hasta llegar al penal. “Los días de visita era un verdadero peregrinar”, definió el director de Espacios Públicos de la IMM, Daniel Espósito. Por su parte, Anahit Aharonian, una ex presa política, explicó que esta propuesta pretende homenajear a los familiares que fueron su “sostén”. “Hemos estado un poco omisos al respecto”, afirmó.

La IMM recogió el pedido planteado años atrás y presentó un anteproyecto a la Diputación de Barcelona en la última visita del intendente Ricardo Ehrlich a esa región.

“Si bien la Diputación no suele apoyar propuestas de rescate de memoria, ésta les pareció muy importante”, dijo Aharonian. Los españoles donarán 260.000 euros de los 336.000 que costará la remodelación de la zona.

 

El proyecto

En Punta de Rieles se desarrollará el proyecto Plaza y Memoria, pero además se realizarán diversas obras que pretenden revitalizar un barrio donde existen 90 asentamientos y el 70% de los jóvenes ni estudia ni trabaja, según informó Aharonian.

Entre otras cosas se remodelarán el teatro de verano ubicado frente a la plaza, la biblioteca Franciso Espínola, la policlínica, la caminería y la accesibilidad de la zona. El director de Espacios Públicos explicó que, actualmente, se cuenta con un anteproyecto ­elaborado por la arquitecta Gabriela Duarte con los aportes de los vecinos­ que “expresará, desde el punto de vista de la memoria histórica, la funcionalidad de espacios clave durante la dictadura”.

Según Espósito, las obras “mejorarán el aspecto estético del barrio”, pero aún falta aprobar la propuesta final. En una primera fase iniciarán un proyecto ejecutivo, y luego llamarán a licitación. Además, es más que probable que convoquen a un concurso para elegir un proyecto de escultura que refleje el espíritu de ese espacio y “garantice la excelencia”, tal como se hizo para el Espacio de los Detenidos Desaparecidos en América Latina, de Rivera y Jackson.

Los vecinos aspiran a que las obras den trabajo a los propios habitantes del barrio. Una cooperativa de mujeres que realizan veredas, por ejemplo, aspira a presentarse en el llamado a obras. Ahora, las ex presas y las organizaciones sociales de Punta de Rieles buscan transformar también el penal de la zona para que el proyecto esté completo (ver recuadro).

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje