Calendiario

1984.

La cadena es usada por el dictador presidente, Gregorio Conrado Alvarez, alias “el Goyo”, que también quiere dejar para la posteridad su pensamiento sobre esos ingratos que cada anochecer manifiestan y hacen caceroleos molestos para los buenos vecinos. En esa comunicación sostiene que “Las Fuerzas Armadas, ni arrepentidas ni avergonzadas, sienten que han sido usadas”.

Rechaza categóricamente que los golpistas sirvan como chivos expiatorios. Para ello recurre al manido recurso de proclamar que todos ellos han estado inspirados en el ideario artiguista, quizás pensando en que con libertad no ofendo ni temo, porque debía estar convencido de que vivíamos en libertad.

Su afirmación de unas Fuerzas Armadas usadas abre las puertas a los cuestionamientos de la mayoría. ¿Usadas por quien? La respuesta es una sola. Por ellos.

No sentir arrepentimiento ni vergüenza ingresa en otro plano de dudas.

Los civiles no podían hacerlo. ¿Ellos, que apalearon, torturaron, mataron, secuestraron, desaparecieron a cientos de uruguayos, son tan duros que no conocen el momento del arrepentimiento, de la vergüenza, del pedir perdón?

Podemos reiterar que alguien hasta podría ubicarlo en el Bajo Infierno de la Divina Comedia, en el Séptimo Círculo, recinto 1º, donde según Dante en su recorrida le señalan: “Mas fija los ojos abajo, que se acerca //el río de sangre, en el que hierve// todo el que por violencia a otro daña//”.

Alvarez alerta que seguirán muy atentos para evitar vivir sometidos al terrorismo. Eso es bueno, nadie lo quiere.

Se plantea el descalabro moral que ahora los malos son buenos y ellos que eran buenos son malos ya que se “les vilipendia ahora como usurpadores, torturadores y otros epítetos tan falaces como indignos”. Si fueron eso, porque eso fueron, no hay vilipendio alguno y por lo tanto tampoco hay mentiras. Indignidad, sí, la propia.

Más adelante sostuvo: “Nadie quiere ceder la izquierda a nadie y se insiste en la lucha demente y suicida por captar votos de grupos tan organizados como radicalizados. Se proponen las formas más variadas de corporativismo fascista”. ¿El fascismo no eran ellos? ¿Ceder la izquierda? Si eran ultraderechas.
La felicidad, claro, no dura 100 años.

Hoy en el 2008, ya está procesado, aunque sea una prisión liviana, no es un fulano que ande por la calle mostrando su cara embroncada, de puro rabioso por haber perdido su lugar en la buena historia del país.

 

FELIZ DIARIO

1945.- Nace Mario Zanocchi, ex director de Sepredi y ex secretario de Julio María Sanguinetti.

1950.- Nace María Julia Muñoz, ministra de Salud Pública, ex secretaria general de la Intendencia Municipal de Montevideo. Está al frente de un Ministerio que tiene problemas constantemente.

1956.- Nace Carlos Soria, ex director del Banco Hipotecario del Uruguay.

1954.- Nace Hugo Da Silva, autor y compositor musical, con fuerte trabajo en el área jinglero-publicitaria.

1967.- Nace Sergio Caram, pianista que perfeccionó su orientación en Estados Unidos, en varios centros de estudio, pero que ha actuado en Montevideo alguna que otra vez.

 

LO PIENSO,  LO DIGO

“Los fuertes se destruyen entre sí y los débiles continúan viviendo”. George Bernard Shaw

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje