Borgogno vs Estado

Familia naturista demanda

Los representantes legales de la familia coloniense Borgogno-Arce presentaron una demanda contra ANEP, Codicen y el Ministerio de Salud Pública (MSP), responsabilizándolos de haber privado a sus hijos, por más de 11 años, de todos los derechos civiles.

Los Borgogno-Arce viven en la ciudad de Tarariras (departamento de Colonia) y en 1994 iniciaron una larga lucha en defensa de sus postulados naturistas, no permitiendo que sus hijos fueran vacunados, tal como las autoridades de la Enseñanza exigían.

La firme negativa de Juan Carlos Borgogno y Susana Arce, padre de los menores, derivó en la categórica disposición de las autoridades educativas de no permitir que ninguno de los niños pudiera continuar con sus estudios si no cumplían con la exigencia de las vacunas.

Cuando el caso llegó a su punto más candente (se advirtió a la familia que intervendría la Justicia para obligarlos a la inmunización química de sus hijos) emigraron a la vecina orilla, donde estuvieron largo tiempo afincados, sin inconvenientes.

Regresaron a Uruguay para continuar dando batalla por sus principios y el caso fue, hasta 2004, noticia permanente en todos los medios informativos nacionales. Recién en 2005, al asumir el actual gobierno, el conflicto quedó resuelto y el MSP aceptó como válidos los distintos certificados médicos que había presentado la familia durante más de una década, para explicar por qué sus hijos podían verse afectados si eran vacunados.

Los abogados de los Borgogno-Arce consideran que “lo sucedido durante 11 años es una ilegalidad histórica”. Destacan que “la sacrificada y constante insistencia de la familia logró revertir (esa situación) en beneficio del prestigio democrático del país y de su comunidad”.

El escrito de la demanda señala también que el caso “no sólo ocasionó daños graves internamente a cada uno de los integrantes de la familia, sino en su honor y reputación como ciudadanos uruguayos frente a la comunidad internacional, denigrando la imagen democrática del país, al reflotar del medioevo la ‘muerte civil’, castigando a siete personas inocentes, por más de una década, con la quita de todos sus derechos, lo que generó un caso de violación a los derechos humanos único en el mundo”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje