Sacachispas o Villa Darwin. El 28 de setiembre sus naturales, residentes o no en el lugar, tomarán la decisión

Pueblo de Soriano plebiscita su nombre

Según el último relevamiento realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Sacachispas ­o Villa Darwin- cuenta con apenas 161 viviendas particulares y 582 habitantes, pero con una identidad y una pertenencia al lugar difícil de comparar. El domingo 28 de setiembre se realizará un plebiscito popular entre los chisperos residentes y los que actualmente viven en otros puntos del país.

La puja será entre mantener el añejo nombre de Sacachispas, con el cual se identifican los más veteranos del lugar, u optar por Villa Darwin, como comenzaron a nombrar al pueblo. Es que este centro poblado (tal la categorización dada por el INE) no tiene nombre oficial y el año que viene cumplirá 100 años.

 

La historia

La tradición oral dice que en la pulpería de Juan Sánchez varios vecinos se reunieron para buscarle nombre al poblado y se decidieron por Sacachispas. Surgió porque, por esos años, las disputas entre los paisanos se definían “sacando chispas” con el facón, pero también porque “las chiquilinas” -comentó don Marcos Gil- “se sacaban el novio una a la otra”, en alusión a otra clase de chispas. En 1909 Serafín Pírez subdividió su campo en 10 solares y así nació el pueblito.

La controversia comenzó a surgir en plena dictadura militar cuando algunos documentos oficiales (recibos de UTE, OSE, documentación de Primaria) comenzaron a denominarlo Villa Darwin, algo que no le gustó a los vecinos del lugar.

Por esa zona, en 1832 pasó el célebre científico inglés Charles Darwin, un hecho que quedó documentado en su diario de viaje y es recordado aún hoy en un monolito cercano al centro poblado.

En 1977, en plena dictadura militar, la Junta de Vecinos (sustituta de la Junta Departamental de Soriano) reconoció a ese centro poblado como Villa Darwin o Sacachispas, una dualidad que aún hoy permanece, pero paulatinamente las comunicaciones oficiales comenzaron a denominarlo Villa Darwin. Quizá por la raíz criolla de sus pobladores, este nombre gringo no gustó mucho.

Se trata de “un pueblito de exportación”, como lo definiera don Marcos Gil, veterano del lugar, en un reportaje que le realizara LA REPUBLICA meses atrás, ya que son muchos los “chisperos” desperdigados por el país, pero pocos los que viven allí.

El 28 de setiembre sus habitantes definirán mediante un plebiscito cuál será el nombre de su pueblo. La consulta popular será elevada a los dos diputados por el departamento para que sea presentada en el proyecto de ley que definitivamente le pondrá nombre a un pueblo casi centenario.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje