*

LARED21 Regresá a la página de inicio LARED21 Regresá a la página de inicio Enviar Send Bien OK Buscar Search Usuario User Artículo Article Abrir en nueva ventana Open in new window
Iniciar sesión Registro
Último momento
Último momento

En la Guardia de Coraceros. Actualmente son tratados 148 niños con 49 patologías diferentes

Equinoterapia en Uruguay: cuando los caballos sanan

En la Guardia de Coraceros, ubicada en la calle José Pedro Varela sin número, se lleva adelante un programa de equinoterapia que beneficia tanto a las familias de los funcionarios del Ministerio del Interior como a civiles. "Esto es un granito de arena en el desierto que contribuye a la educación o reeducación del paciente", aseguró su director.

hs

Un plan piloto de rehabilitación ecuestre se desarrolla desde 2001 en el Ministerio del Interior. En entrevista con LA REPUBLICA, el teniente Brígido Rivero, profesor de equitación, aseguró que el programa surgió como respuesta a una necesidad por el alto costo de los clubes privados.

Actualmente 148 niños con 49 patologías diferentes son tratados en la sección de equinoterapia de la Guardia de Coraceros. El equipo multidisciplinario que trabaja en el área está formado por una doctora en pediatría y licenciados en psicología, fisioterapia, educación física y psicomotricidad.

El sector de la Guardia de Coraceros dedicado a esta actividad es muy colorido. “En donde trabajamos escapamos al blanco porque es el color que el chico identifica con el sanatorio. Queremos que esto sea una villa hípica diferente”, aseguró Rivero.

El Ministerio del Interior no tiene un presupuesto previsto para esta área. Todo el equipo y las instalaciones se han levantado gracias al aporte de los alumnos externos. Para los hijos de los funcionarios del ministerio, se encuentren en actividad o retiro, el tratamiento es gratuito. Tampoco tiene costos para los integrantes de la Comisión de Apoyo a los Niños con Discapacidad (Candi), con la cual se firmó un convenio. A los alumnos externos se les cobra $ 150 por sesión.

“Tenemos además un caudal importante de becados, porque nuestro fin no es recaudar, pero tenemos que ser autosuficientes y reponer el material que utilizamos”, dijo el profesor de equitación.

 

Los secretos

La rehabilitación equina utiliza el paso largo del caballo para “estimular la parte medular”, que es la que proporciona información al cerebro.

La equinoterapia se clasifica en cuatro grandes niveles: la hipoterapia, la monta terapéutica, la preequitación y la equitación para discapacitados. La hipoterapia, el primer nivel, es practicada por chicos con parálisis cerebral. “Es el único deporte que van a hacer. Se realiza con una monta doble. El instructor acompaña al paciente todo el tiempo. Se busca combatir el vértigo y desarrollar el equilibrio”, dijo el profesor Rivero.

La rehabilitación se basa en tres principios: el patrón rítmico de locomoción, la temperatura corporal del caballo, más alta que la humana, y su caminata, similar a la marcha humana. Estos animales tienen casi 39 grados de temperatura corporal: el calor permite trabajar la relajación y las rigideces.

El desplazamiento permite imprimir un ritmo en la mente. “El caballo, a través de su movimiento, reordena, ayuda física, mental y espiritualmente”, concluyó Rivero.

La rehabilitación ecuestre trata una amplia gama de problemas físicos y mentales. Si bien en los últimos años se dio a conocer más en todo el mundo, la utilización de caballos en medicina data del año 400 antes de Cristo.

“La medicina de Hipócrates ya aconsejaba el uso del caballo como medio de combate de enfermedades como la obesidad, el sedentarismo o algunos problemas mentales. Después la tecnología la dejó un poco de lado, pero ahora nos dimos cuenta de que el hombre en todo este tiempo no fue capaz de crear una maquinaria tan perfecta como el caballo para trabajar con niños con capacidades diferentes”.

 

ESTRES EQUINO

Los caballos utilizados para la rehabilitación son los mismos que cumplen tareas durante los partidos de fútbol; con los chicos realizan un trabajo de desestrés. “Los animales que están en el box son sacados de su ambiente natural. El confinamiento al que los somete el ser humano les causa estrés. La comida también cambia, tiene más calorías: pasan de ser herbívoros a comer granos, especialmente avena y maíz. Esa energía debe tener una salida”, expresó el teniente.

 

Estudios de equitación

“Somos de los pocos privilegiados en América Latina en contar con un profesorado en equitación avalado por el Ministerio de Educación y Cultura”, aseguró. Los estudios se realizan en la Escuela Nacional de Equitación, que funciona en la Escuela de Equitación del Ejército. El curso es de dos años y pueden participar militares, civiles y policías.

“Los padres que traen acá a sus hijos son héroes, porque están con sus chicos a cuestas en situaciones bastantes comprometidas”, dijo el teniente. “El cerebro de nuestros pacientes es como un disco duro que está virgen, en el cual tenemos que imprimir el movimiento del caballo”, afirmó Rivero.

Mario Delgado Gerez

 

EQUINOTERAPIA EN EL SAINT BOIS

A principio de 2009 empezará a funcionar un Centro de Rehabilitaciones por Equinoterapia en el hospital Saint Bois, para lo cual ya se ha autorizado la construcción del picadero para caballos. La propuesta fue promovida por los vecinos durante el Presupuesto Participativo 2007 y tendrá un costo de 500.000 pesos. Néstor Nieves, uno de los promotores del Centro de referencia, manifestó a LA REPUBLICA que en estos momentos se están dando los primeros pasos para la ejecución de la obra y que previamente se deberá hacer un estudio de factibilidad. “La idea es que a través del Centro de Rehabilitación se incorporen distintas instituciones y se pueda lograr fuentes de trabajo para los jóvenes, ya que está previsto incorporar tareas agrarias al Centro”, agregó.

Nieves mencionó el hecho de que pueda participar el Centro Nacional de Rehabilitación (CNR) que el Ministerio del Interior tiene en el ex Hospital Musto, ya que en él son alojados presos jóvenes, de perfil bajo y en situación de salida. “La labor de terapia forma parte de las técnicas de rehabilitación”, mencionó. También podrían participar de este centro los alumnos de la Escuela Especial Nº 236, que cuenta con un Taller Protegido Agrario.

“Esta escuela ­ubicada en Islas Canarias y Gómez Ruano- es la única en Montevideo que desarrolla estas funciones en la órbita de ANEP, y está dirigida a niños y jóvenes con discapacidades motoras e intelectuales”, afirmó. La escuela se creó en 1971 como Escuela de Recuperación Psíquica y funciona en forma conjunta con la Escuela Nº 197 de Fonoaudiología. En 1988 el Consejo de Educación Primaria transformó el centro en un Taller Protegido Agrario destinado a aquellos jóvenes y adultos con discapacidades que no pudieren ser incluidos en el mercado laboral.

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad — Preguntas frecuentes

Nos alegra que regreses

Completá tus datos para iniciar sesión

¿Querés ser parte de nuestra comunidad?

¡Registrate ya! Sólo te tomará un minuto.

¡Únete a la comunidad!

Completá el formulario para crear una cuenta

¿Ya formás parte de nuestra comunidad?

¡Iniciá sesión ya! y disfrutá de todo lo que tenemos para ofrecerte.