La tercera ola. Entrevista a Esteban Leonís y Daniel Rodríguez, conductores del programa de Radiocero

"Está bueno que se desacralice la noticia, pero no somos comediantes"

-¿Cómo fue el intento de hacer un programa los domingos de noche en una FM, sabiendo que se tiene un nicho de público más reducido que cualquier otro día de la semana?

DR: -Era largarlo. En Radiocero se dio que estábamos por empezar, se cayó y meses después volvimos. El tema era arrancar. Eramos nosotros dos con Alejandro Corchs, que ahora esta en la radio pero con un programa propio, de mañana. Los domingos de noche llevan a un desgaste, porque es un horario poco ortodoxo para trabajar. Era un programa que nos gustaba pero al final pegamos el saltito y nos adaptamos bien.

-¿A ustedes los joroba eso de que hacen periodismo joven o periodismo de jóvenes para adultos?

EL:-Es que nunca lo pensamos así. Quisimos hacer un programa de radio que nos gustara a nosotros y que escucharíamos nosotros. Pusimos todo el bagaje de conocimientos de ambos, que trabajamos en otros medios. Nunca lo pensamos como periodismo joven y nunca lo vendimos así tampoco. Simplemente nuestra forma de ser no es contracturada. El acartonamiento de la vieja Sarandí hasta la propia Sarandí lo perdió.

-¿Como ven la situación de las radios que hacen periodismo? ¿Cómo se plantearon ustedes al programa?

DR: -Nosotros lo fuimos armando, hay otra gente que aportó ideas y luego no siguió. No pretendimos conquistar la radio ni hacer una cosa exótica. Coincidió con un momento en que utiliza mucho ese formato, tipo Infotaiment, en donde la información es importante pero se le de un perfil distinto. Nosotros prendemos el micrófono y decimos lo que se nos ocurre pero ya hay algo pensado, producido. Hay humor en el programa y siempre lo hubo. Nosotros mismos, cuando jorobamos con la noticia de la semana, hacemos las preguntas un poco con humor. Todas las noticias tiene una veta para la ironía, y la agarramos para la joda. A mí personalmente me divierte mucho que se tomen noticias con humor, pero no lo hacemos con todas las noticias. Hay que tener cierto cuidado. Está bueno que se desacralice la noticia. Pero no somos ni comediantes ni humoristas, ni nada por el estilo. Sólo somos dos tipos con formación periodística y de radio, ambos con muchos años.

 

La formación

-¿Cuál fue tu formación?

DR: -Yo hice facultad, Ciencias de la Comunicación en la Udelar, pero hace ya 10 años, y aún me falta dar un examen final. Trabajo en radio desde que tenía 16 años. Empecé en radio Capital, un programa que se emitía de madrugada. Hacía deportes, y aún sigo en eso, pero poco. Trabajé en TV Libre, también en Canal 4.

-¿Cómo llegás al noticiero?

-Tocando puertas, pidiendo laburo. Tenía una amistad con Legnani, desde TV LIBRE.

-¿Cómo tomás que el Presidente señale una empresa como opositora, Montecarlo por ejemplo, y nada diga de otra como el Multimedio Plural?

EL: -Como no soy ni opositor ni oficialista, a mí eso me resbala. Vázquez tiene todo el derecho del mundo a opinar, así que me parece bien que opine, más allá de lo que piense políticamente yo. Trato de hacer bien mi trabajo. No tenemos un discurso preparado tipo periodismo liberal, ni nada de eso. Los periodistas son seres humanos que tienen sus calenturas, sus alegrías. Pueden estar de acuerdo o no con lo que está pasando, con el hecho que les toca cubrir. Para mí, más que armar una gran burbuja de lo que tiene que ser el periodismo y de su lugar en la sociedad y en el mundo, es mejor hacerlo honestamente. Es fácil decir que hay que tener ética y todo eso. A mí las cuestiones ideológicas no me pesan tanto, a pesar de tener afinidades. Igual nos gusta cuando nos dicen que se nos cae la careta y que somos de este lado o de aquel otro. No buscamos ser imparciales. Decimos lo que nos parece; es el centro de la cuestión. Por ejemplo, si me parece que el IRPF no está bien aplicado lo vamos a decir, y si está bien, también.

Además de informar -que no es el métier del programa- opinamos. Y está bien. Creo que en Uruguay la prensa opina poco. Creo que en los noticieros debe haber opinión. Eso de que los informativos están para informar y nada más no lo comparto. Tienen que informar el hecho y deben opinar. Las personas no necesariamente le harán caso al opinólogo de turno.

-¿La gente tiene a confundir la opinión del medio con la información?

-Sí. Radiocero tiene una opinión, pero yo como periodista no la conozco. Y tal vez no quiera darla públicamente y yo reconozco el derecho a no hacerlo.

A mí me gustan los medios que dicen claramente a dónde van. En Uruguay hay pocos medios que lo dicen. Hay medios que son ambiguos; aparecen como más o menos liberales. Hay que ver donde estuvieron parados los medios durante la historia. A veces miran para el costado.

-Esteban, ¿cómo es tu formación?

-Yo arranqué estudiando derecho. Hice hasta cuarto año. Luego intenté con Ciencias de la Comunicación pero agarré un año muy enquilombado, 89 y 90, y no aguanté.

Me fue a la UTU. Hice los dos años y paralelamente un curso de producción de programas de radio. Hice también tercero de facultad y entré en Radio Pirata de la 99.3 FM, con mi amigo Leonardo Sarro, compañero de clase. Ahí hicimos Generación 90.3, que salía bien, pero aguanté un año y medio. Llegaba a casa a la una y media de la mañana y entraba a clases a las ocho.

Luego estuve en El Espectador con La radio ataca. Después me surgió algo en marketing. Estuve en Posdata dos años, con Gerardo Bleier. Aprendí mucho en esa experiencia de prensa escrita. Luego en Comerciales de Nuevotiempo. Ahí vi todo desde el otro lado. Estaba del lado de la venta y me tenía que pelear con los comunicadores para que dijeran tal o cual cosa, y con los anunciantes por otro lado. Fue una etapa en que aprendí mucho. Terminé en 1410 AM LIBRE en el 2003, con el programa Generaciones. Luego nos juntamos con Alejando Corchs y con Daniel e hicimos el invento de salir en Radiocero. No tenía entonces nada de lo que tiene ahora. Arrancamos cuando empezó Fernando Vilar de mañana, y Soledad. La radio dejó de ser musical a toda hora y paso a tener voces. También estuvo Andrés Frontini.

-¿Cómo surge tu trabajo en un colegio privado?

-Es porque no podía vivir de la radio y pensando me di cuenta que faltaba un medio de comunicación escrito en el ámbito de la educación, que tratara los temas profesionalmente. Y surgió Punto.Edu, que lleva dos años y medio. No la hace el colegio sino una ONG que se llama Cipe, en la cual está gente del Jesús María. La idea es que llegue a los docentes gratuitamente. El colegio Jesús Maria, donde estoy ahora, decidió tener un departamento de comunicaciones -son pocos los que lo tienen- y me lo ofrecieron a mí. Se publica información que a los directores de los institutos de enseñanza les costaba conseguir. Ahí pude aplicar algo de la formación universalista, que complementara a la formal, y es muy importante.

Por ejemplo ,en comunicación aplico lo aprendido en los 2 primeros años de la Facultad de Derecho, muy universalista: Ciencia Política, Economía Política, Sociología, un montón de materias. Se necesita más que la sola formación de periodista, especialmente en la prensa escrita y en la radio. En la tele es distinto: es más masiva. En cambio la radio no es tan segmentada y se tocan todos los temas.

 

El futuro

-¿Como sigue el programa?

-Nuestro contrato se vence en abril del 2008, pero como está todo bien, seguiremos. Haremos reformas. En enero se cambian las artísticas. Luego cambiamos las ideas fuerza con secciones nuevas del tipo ámbito político. Ira A quemarropa: son 50 preguntas a personalidades. Antes, menos del 10 por ciento de los entrevistados fueron políticos. En el 2008 en otras secciones hab
rá mas política.

Uruguay es un país muy politizado. Justo por eso cuando armamos el programa con Alejandro Corchs, viendo eso, dijimos “políticos no”. Ellos están en todos los medios, pero alguno llevamos en la campaña del 2004. En las del 2005 también. Vinieron los que quisieron venir.

-¿Alguno de los políticos que vino se enojó?

-Enojarse no, poner cara rara sí. Algunos de ellos, al final de la entrevista, destacaron el respeto con que fueron entrevistados. Es que nosotros no queremos ser famosos a costa de nadie. No le bailamos un malambo a ninguno de los invitados; siempre los entrevistamos con mucho respeto. Ni muy distantes para no sentirnos indiferentes, ni muy cercanos. Mostramos respeto e interés. Si vos tenés un tipo enfrente tenés que tener información acerca de él. Hemos hecho notas literarias con el autor de un libro y reunimos toda la información posible. Vos dirás que es obligación, pero no siempre se toma así.

-¿Los domingos de noche cuántos fallaron?

-Sólo 3 o 4 fallaron. Son los menos. Los que van deben hablar de ellos mismos y a los que no opinan habitualmente les pedimos que opinen. Recuerdo que Claudio Paolillo se despachó contra Fasano como nunca lo escuché en su vida, por ejemplo. No me acuerdo de haber leído nunca un editorial en Búsqueda con las cosas que dijo Paolillo de Fasano. Tampoco recuerdo haber oído a Alvarez en su programa hablar así. Hubo gente que habló mal de su propio trabajo.

El Uruguay es muy chico, pero aun así nosotros no repetimos entrevistados -al menos en el mismo tipo de notas-; esto está bueno. Nos hizo conocer una cantidad de personas entrevistables, muy interesantes.

Nos dimos varios lujitos. Vino Berch Rupenian cuando era director de Concierto; la gente de Justicia Infinita, que son competencia nuestra; Gustavo Rey que es de Océano; Ignacio Alvarez, que es de Sarandí. Los del ámbito deportivo pasaron todos.

Pero no es lo mismo que yo invite a Emiliano Cotelo o Ignacio Alvarez, que están de mañana en AM, que invite a Gonzalo Camarotta o a Berch Rupenian. Nos hicieron bromas. Nos preguntaban si traeríamos a Lecueder de invitado y dijimos que sí, que tal vez lo trajéramos. No tenemos prurito ni con los colegas ni con los medios. Así logramos entrevistar a tipos que dijeron cosas que en su medio no podían decir. La libertad la aplicamos en todos lados. Esa oportunidad se la dimos también a los de Mundo Cañón cuando estaba acá, y después. Aquello de que son la competencia no nos afecta. Que se peleen los del departamento comercial.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje